Miles de personas acompañan a Guaidó y a Leopoldo López en la insurrección contra el régimen chavista en Caracas

Miles de personas acompañan a Guaidó y a Leopoldo López en la insurrección contra el régimen chavista en Caracas Reuters

América

Contra Maduro en la cola del súper: "Esta dictadura son los 40 ladrones y Venezuela es la cueva"

El líder opositor, Juan Guaidó, ha llamado a todo el país este sábado a una protesta por los diez diputados procesados esta semana.

El pueblo de Venezuela no aguanta más. Cada día, la gente se agolpa en las colas de los mercados y sale a las calles pidiendo la dimisión de Nicolás Maduro y su gobierno porque llevan años sumidos en una "dictadura" a la que se refieren como: "Los 40 ladrones y Venezuela es la cueva".

El caos es insoportable y el pueblo está sublevado. En esta línea, el líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por más de 50 países, llamó, esta semana, a todo el país a una protesta porque Maduro ha dado un "golpe al Parlamento" al procesar a diez diputados por delitos de rebelión.

Además, este jueves, la mujer de Guaidó, Fabiana Rosales, hizo un dramático llamamiento en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a todos los países para que se acerquen a Venezuela y "vean como mueren los niños en los hospitales ante la falta de médicos, vean como los presos políticos son torturados y asesinados en las cárceles". 

El líder opositor, Juan Guaidó, durante la manifestación de este sábado.

El líder opositor, Juan Guaidó, durante la manifestación de este sábado. Reuters

Durante la manifestación de este sábado una mujer aseguraba que Venezuela unida tiene que "tumbar" este gobierno y que están "cansados" de esta "narcodictaura" porque ya no "les alcanza el dinero para comer". Además, la señora ha exigido, en video, unas elecciones libres y el "cese de la usurpación".  

Una anciana contra Maduro en la cola del súper, en estado Falcón.

2,3 millones de emigrantes

La falta de alimentos y medicinas es una constante en Venezuela desde hace años. Como consecuencia, según datos de la ONU publicados en 2018, más de 2,3 millones de personas han emigrado del país desde 2014. También ha habido grandes corrientes de venezolanos que, durante la apertura de la frontera entre Venezuela y Colombia en 2016, aprovechaban para cruzar al país vecino y comprar lo necesario para sobrevivir. 

A pesar de todos los datos y advertencias internacionales, el gobierno de Maduro sigue rechazando la ayuda humanitaria estadounidense. La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, manifestó hace unos meses que la comida de ayuda humanitaria procedente de Estados Unidos "viene contaminada y envenenada, es cancerígena". Rodriíguez apoyaba estas afirmaciones en unos supuestos estudios científicos.