Soldados frente al Parlamento en Caracas

Soldados frente al Parlamento en Caracas Reuters

América

Maduro recrudece la represión: militares chavistas bloquean el Parlamento opositor

Veto a los periodistas incómodos y cortes de luz en el hemiciclo mientras la oposición debate como blindarse ante el acoso del régimen. 

Una semana después del alzamiento militar frustrado para derrocar a Maduro, la situación en Venezuela sigue a punto de explotar. Este martes un numeroso destacamento de militares fieles al régimen chavista ha cercado el Parlamento, generando escenas de alta tensión.  

Los soldados han impedido la entrada a la prensa y en el interior del hemiciclo se han registrado cortes de luz mientras se desarrollaba una sesión parlamentaria presidida por Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela. 

El Parlamento, de mayoría opositora, debate y vota este martes dos resoluciones sobre la reincorporación de Venezuela al TIAR (Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca) y un acuerdo para rechazar el allanamiento de la inmunidad a los diputados que pretende el régimen chavista, que ha incrementado su estrategia de represión.  

Según medios locales, ni siquiera los empleados del canal de la Asamblea Nacional, Capitolio TV, han tenido acceso al hemiciclo. Sin embargo, Luis Hugas, comunicador de La Iguana y militante del partido de Nicolás Maduro, se encuentra dentro del edificio, resguardado en la zona de seguridad, según informa Efecto Cocuyo.

También se han registrado maniobras militares en varios aeropuertos cercanos a Caracas. Se trata de aeródromos privados en los que operan avionetas y podría tratarse de una maniobra del chavismo para evitar que diputados opositores huyeran del país. 

La Justicia chavista evita procesar a Guaidó

Por su parte, el Tribunal Supremo de Justicia, controlado por el chavismo ha pedido a la Asamble Constituyente revisar la inmunidad de siete diputados opositores, a quienes señaló como "traidores a la patria", y dictaminó que estos legisladores cometieron delitos de manera flagrante.

Esta medida recae sobre el expresidente del Parlamento Henry Ramos, así como en los diputados Luis Florido, Mariela Magallanes, Américo de Grazia, Richard Blanco, Simón Calzadilla y Andrés Delgado. Sin embargo, Juan Guaidó, no está afectado por esta resolución judicial. 

En respuesta a una solicitud del fiscal general, Tarek Saab, el TSJ dictó que los diputados tienen responsabilidad "en la comisión flagrante de los delitos de traición a la patria, conspiración, instigación a la insurrección, rebelión civil, concierto para delinquir, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia de las leyes y el odio".

"Por tratarse de la comisión flagrante de delitos comunes (...) no procede el antejuicio de mérito de los mencionados ciudadanos, en razón de lo cual su enjuiciamiento corresponde a los tribunales ordinarios en materia penal", prosigue el escrito.

Con todo, el Supremo ordenó remitir copia de esta decisión a la ANC para que este órgano, no reconocido por numerosos países e integrado solo por defensores del chavismo, "determine lo conducente según lo previsto en el artículo 200 de la Constitución".