Los militares fieles a Guaidó, con el lazo azul.

Los militares fieles a Guaidó, con el lazo azul. Reuters

América

El 'alzamiento del lazo azul': los militares venezolanos entran en acción

Los fieles a Guaidó, despliegan armas en el acceso a la base La Carlota mientras el Gobierno de Maduro dice enfrentar "un golpe de Estado". 

Llevan un lazo azul en el brazo para señalar su compromiso con Juan Guaidó. Los desertores de las fuerzas armadas de Venezuela han liberado al opositor Leopoldo López y han dado inicio, esta mañana, a la "Operación Libertad", para derrocar al Gobierno de Nicolás Maduro. Horas después de liberar al opositor venezolano, los militares han desplegado armas en los accesos a la base aérea La Carlota y se preparan para un posible enfrentamiento con los militares fieles al régimen. 

En un vídeo publicado en su cuenta de Twitter, Juan Guaidó, rodeado de militares, llamó al pueblo a tomar las calles "para que llegue la calma a Venezuela" y lograr "la libertad y la democracia". En redes sociales se está pidiendo a la gente que salga a la calle con un lazo azul, que "identifica a los venezolanos con o sin uniforme, que se activan para el cese de la usurpación".

"Las fuerzas armadas nacionales han tomado la decisión correcta y cuentan con el apoyo del pueblo venezolano", dijo Guaidó desde la base militar La Carlota. "Nuestras fuerzas armadas, hoy valientes soldados, patriotas, valientes hombres apegados a la Constitución han acudido a nuestra llamada. Nos hemos encontrado en las calles de Venezuela para la "Operación Libertad". A los comités de ayuda y libertad, les invito a cubrir las calles de Venezuela", ha declarado Guaidó.

Juan Guaidó llama a "tomar las calles contra la usurpación" tras liberar a Leopoldo López

El Gobierno de Maduro ha reaccionado de inmediato y el ministro de Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, en su Twitter, señaló que el Gobierno estaba confrontando a un pequeño grupo de "traidores militares" que buscaban promover "un golpe de Estado".

Las fuerzas militares fieles al régimen de Maduro han intentado dispersar a los militares rebeldes, utilizando gases lacrimógenos que lanzaron en las carreteras de acceso a La Carlota. Según la agencia Reuters, serían cerca de 70, los militares que están apoyando a Juan Guaidó.

El ministro de Defensa del régimen, Vladimir Padrino, ha dicho que las Fuerzas Armadas siguen "defendiendo de manera firme" el "legítimo Gobierno" de Nicolás Maduro. En su cuenta de Twitter Padrino ha señalado que los cuarteles de todo el país vive en una situación de "normalidad"

Diosdado Cabello, jefe de la Asamblea Constituyente pro gobierno de Nicolás Maduro, pidió a los ciudadanos partidarios de Maduro, que se reúnan delante del palacio presidencial de Miraflores.  “Invitamos a todo el pueblo de Caracas, véngase para el palacio de Miraflores aquí estamos, si Dios quiere, vengan para Miraflores para que nos encuentre en el palacio defendiendo la revolución, defendiendo a nuestro pueblo, inmediatamente", dijo Cabello en el canal estatal VTV.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha sido informado de la situación y, por ahora, no se ha pronunciado sobre el tema. Quien sí lo hizo fue el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, que instó a las Fuerzas Armadas de Venezuela a defender "las instituciones legítimas contra la usurpación de la democracia", después de que el líder opositor Juan Guaidó anunciara que cuenta con el apoyo del Ejército.

Asimismo, el secretario de Estado, Mike Pompeo, señaló en otro tuit que EEUU "apoya absolutamente al pueblo venezolano en su búsqueda de la libertad y la democracia".