Funeral de Alan García este viernes en Lima

Funeral de Alan García este viernes en Lima Reuters

América

La nota de suicidio de Alan García: "Dejo mi cadáver como signo de desprecio a mis adversarios"

El expresidente peruano falleció el miércoles tras pegarse un tiro en la cabeza cuando la policía acudió a su domicilio a detenerlo por el caso Odebrecht. 

Alan García dejó una carta antes de suicidarse este miércoles con un disparo en la cabeza. En la misiva, difundida este viernes por su familia, el expresidente peruano afirma que no tenía que sufrir "la injusticia" de ser detenido por presuntos actos de corrupción y que creía haber cumplidp con su misión como político y gobernante de su país.

"He visto a otros desfilar esposados, guardando su miserable existencia, pero Alan García no tiene por qué sufrir esas injusticias y circos, por eso le dejo a mis hijos la dignidad de mis decisiones, a mis compañeros una señal de orgullo y mi cadáver como una muestra de mi desprecio hacia mis adversarios, porque ya cumplí la misión que me impuse", señaló la misiva leída por su hija Luciana García Nores.

En su carta, que se conoció poco antes de que el féretro con los restos de García sea conducido al cementerio privado de Lima para ser cremado, el exgobernante también afirmó que cumplió con la misión de llevar dos veces al poder en Perú al Partido Aprista Peruano (PAP).

El mandatario estaba acorralado por el caso Odebrecht, una macrotrama de corrupción que ha enfangado a las más altas esferas del poder de Latinoamérica. García estaba siendo investigado junto a otros altos mandos del Partido Aprista por los delitos de colusión, tráfico de influencias y lavado de dinero en la concesión de la obra del Metro de Lima a la infame empresa de construcción de brasileña. Un trato que, presuntamente, se cerró a cambio de ayudas ilegales al partido en el que García militaba desde que contaba 17 años. 

El jueves un grupo de agentes de la Policía acudieron al domicilio de Alan García con una orden de detención preliminar de 10 días. El ministro del Interior peruano, Carlos Morán, explicó los pormenores de la fallida detención que acabó en tragedia. Los agentes y el fiscal Henry Amenábar comunicaron el arresto en el recibidor de la vivienda y García solicitó unos segundos para llamar a su abogado. El expresidente peruano se encerró entonces en su habitación. "A los pocos minutos se escuchó un tiro. La Policía forzó la puerta y le encontró con una herida de bala en la cabeza".