El presidente venezolano, Nicolás Maduro, durante una rueda de prensa.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, durante una rueda de prensa. Marco Bello Reuters

América Geopolítica

La OEA pide a Maduro cancelar las presidenciales por falta de "transparencia"

La Organización de Estados Americanos propone otros comicios "justos, libres y con observación internacional". Desde Venezuela no acatan la decisión y la única medida que van a adoptar es retrasar las elecciones legislativas, que en principio se iban a celebrar el mismo día que las legislativas.

El diputado opositor venezolano, Julio Borges, ha manifestado que espera que el presidente Nicolás Maduro "escuche el llamado" de la OEA y cancele las elecciones presidenciales del próximo 22 de abril.

"Ojalá que el Gobierno (de Venezuela) asuma y escuche el llamado de los países de la OEA a reconsiderar las elecciones del 22 de abril. Sería lo sensato en este momento", declaró Borges a Efe en la capital panameña, donde comenzó una gira internacional para recabar apoyos contra los comicios presidenciales.

Borges, quien participó en las fallidas negociaciones en República Dominicana entre el chavismo y la oposición, es dirigente del partido Primero Justicia, integrado en la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la coalición opositora que sostiene que no se dan las condiciones para celebrar las presidenciales y anunció este miércoles que no participará en esos comicios.

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó este viernes una resolución que emplaza al Gobierno de Maduro a cancelar las presidenciales y propone otros comicios "justos, libres y con observación internacional".

El texto salió adelante, pese al rotundo rechazo de Venezuela y Bolivia a que se celebrara la reunión, por 19 votos a favor, 5 en contra, 8 abstenciones y dos ausencias.

En la resolución aprobada los países "consideran" que la convocatoria de comicios presidenciales para el 22 de abril "imposibilita la realización de elecciones democráticas, transparentes y creíbles de conformidad con las normas internacionales".

Resuelven, así, "exhortar al Gobierno de Venezuela a que reconsidere la convocatoria prematura de elecciones presidenciales y presente un nuevo calendario electoral que haga posible la realización de elecciones con todas las garantías necesarias para un proceso libre, justo, transparente, legítimo y creíble".

Además, piden que los comicios "incluyan la participación de todos los partidos y actores políticos venezolanos sin proscritos de ninguna clase", "observadores internacionales" y "un Consejo Nacional Electoral cuya composición garantice su independencia y autonomía".

Venezuela aplazará las legislativas

El Consejo Nacional Electoral de Venezuela de Venezuela (CNE) no ha hecho caso de las recomendaciones de la OEA y lo único que ha descartado es celebrar las elecciones presidenciales y legislativas de forma conjunta el 22 de abril, como había solicitado el chavismo, debido a que se requiere más tiempo para organizarlas.

El Poder Electoral descartó así la propuesta que hiciera el "número dos" del chavismo, Diosdado Cabello, de unir los dos comicios, una idea que de inmediato respaldó el jefe de Estado, Nicolás Maduro, que incluso amplió el escenario y dijo que también se podían celebrar las votaciones de los consejos legislativos.

"El CNE va a evaluar para una siguiente fecha las elecciones parlamentarias, del consejo legislativo y de las cámaras municipales (...) No estamos ahorita preparados para hacer una elección conjunta", dijo la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, en compañía de la jefa de la Asamblea Constituyente (ACN), Delcy Rodríguez.

En ese sentido, Lucena indicó que para el próximo 22 de abril sólo están convocadas las presidenciales, unos comicios que han sido adelantados más de seis meses tras un decreto de la ANC en los que Maduro aspira a la reelección.

La rectora explicó que la agenda para estas votaciones "está sumamente adelantada" por lo que es imposible juntar en esta contienda las elecciones propuestas por el Gobierno debido a que "son técnicamente mucho más complejas".

Reiteró, sin embargo, que el CNE hará una "evaluación técnica" sobre esa propuesta de adelantar las parlamentarias que, según la Constitución, deben celebrarse a finales de 2020.