Un ramo de flores y frases de apoyo a los desaparecidos del submarino argentino.

Un ramo de flores y frases de apoyo a los desaparecidos del submarino argentino. Reuters

América

Un exjugador del club de rugby de Huelva, entre los tripulantes del submarino ARA San Juan

Era uno de los 44 tripulantes del submarino argentino desaparecido el pasado 15 de noviembre. 

Renzo David Martín Silva, militar de profesión y exjugador del Club de Rugby Bifesa Tartessos de Huelva, era uno de los 44 tripulantes del submarino argentino desaparecido el pasado 15 de noviembre cuando participaba en un adiestramiento integrado con la flota de mar y las aeronaves de la dotación naval.

Así lo han indicado a Efe fuentes del club, quienes han asegurado que están "conmocionados" por la noticia de la pérdida de este joven, residente en Argentina, que "aunque sólo jugó en el equipo media temporada, seguía haciéndolo todos los años, puntualmente, cuando se desplazaba desde Argentina para visitar a sus padres".

Precisamente su padre, Patricio Martín, protésico dental de profesión, fue entrenador de este club durante tres temporadas desde el año 2012 y es conocido en el ambiente deportivo onubense como 'Pato'.

Las mismas fuentes han precisado que este hombre hace unos días les indicó que se iba a Argentina pero "no precisó los motivos de su marcha", lamentando que, finalmente, haya sido para esto.

Ya el pasado fin de semana, se guardó un minuto de silencio en partidos de categorías inferiores en memoria de este joven, y se está a la espera de que regrese su padre para ver la posibilidad de hacerle un homenaje.

Los padres de Renzo, un matrimonio argentino originario de Mendoza, llegaron a Huelva hace años para ganarse la vida dejando a éste y a su hermana en su país.

La pasión que padre e hijo compartían por un mismo deporte, el rugby, hizo que Renzo, en la que fuera su primera visita a España para visitar a sus padres, se uniera al club por varios meses; a partir de ese momento se inició una relación con sus compañeros, con los que volvía a jugar todos los años cuando regresaba.