Mauricio Macri, celebrando la victoria electoral.

Mauricio Macri, celebrando la victoria electoral. Efe

América

Kirchner tilda de "bochorno" el retraso del escrutinio en las primarias

La oposición culpa al gobierno de "secuestrar" el voto de los electores de la provincia de Buenos Aires al retrasar de forma "deliberada" el recuento. 

El presidente argentino, Mauricio Macri, ha celebrado la apuesta de los ciudadanos de su país por el "cambio" que representa su Gobierno expresado en las urnas con ocasión de las primarias legislativas de este domingo. No obstante, la jornada ha estado marcada por la polémica, la oposición ha acusado al Gobierno de Macri de "secuestrar" el voto de los electores en Buenos Aires al retrasar el recuento de votos de manera "deliberada". 

La expresidenta argentina Cristina Fernández, tildó de "bochorno" la demora en el escrutinio provisional de las primarias celebradas este domingo en el país suramericano."Lo que hoy vivimos no lo vi nunca en ninguna elección", dijo Fernández al comparecer ante sus seguidores en la sede de Unidad Ciudadana.Fernández afirmó que es un "bochorno", una "manipulación" y un "papelón internacional" lo que ha sucedido con la demora del recuento.

Los primeros resultados provisionales de los comicios arrojan una victoria del oficialismo en los principales distritos electorales de Argentina.

"Qué día lindo en la historia de nuestro país, un día muy importante. Tengo mucha emoción", dijo Macri ante sus seguidores en el búnker del gubernamental frente Cambiemos, montado en un centro de convenciones de Buenos Aires.

Macri afirmó que "el cambio está más vivo que nunca y que no es propiedad de este Gobierno, sino de todos los argentinos".

"Quiero felicitar a todos los argentinos por esta jornada maravillosa que tuvimos en paz. Como presidente me siento muy orgulloso de que todos hayan ido a votar", dijo el mandatario, rodeado de los principales dirigentes y candidatos de Cambiemos.

El jefe de Estado, que llegó a la presidencia argentina en diciembre de 2015, añadió que, "más allá de toda esta alegría" vivida hoy y de que "la economía arrancó y la inflación está bajando", tiene "en claro que los primeros resultados del crecimiento económico a muchos argentinos no les llegaron".

"Sé perfectamente que estos 19 meses han sido difíciles, que hemos tenido que tomar decisiones difíciles. Pero lo que les quiero asegurar, a los que nos votaron y a los que no nos votaron, es que en cada una de esas decisiones pensé en ustedes, en si había una alternativa para no tener que tomarlas y lo hice exclusivamente cuando estuve convencido que era para construir un futuro mejor", aseguró.

Macri anunció que seguirá "trabajando con la conciencia de entender que tenemos que llegar todos juntos a ese destino de felicidad". Sobre las fuerzas políticas de oposición, manifestó que "liderar a partir de la confrontación no genera un mejor futuro".

"A días de que asumimos la conducción del país, empezaron a poner palos en la rueda, a decir que tienen las soluciones para los problemas que ellos nos dejaron. No puede ser que no tengan un mínimo de humildad y de amor por Argentina", lamentó Macri, quien invitó a la oposición a buscar juntos "políticas de largo plazo".

Tras celebrar con sus seguidores, Macri ofreció una rueda de prensa junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña, en la que pidió al sector opositor liderado por la expresidenta Cristina Fernández "se permitan pensar por un instante que por ahí están equivocados" y que "no puede ser" que todo lo que propone el Gobierno "les parezca mal".

"Sería bueno que podamos escuchar una agenda de futuro por parte del sector que ella representa", dijo Macri.

Polémica en el recuento

El frente Unidad Ciudadana, liderado por la expresidenta argentina Cristina Fernández, acusó este lunes al Gobierno de Mauricio Macri de "secuestrar" el voto de los electores de la provincia de Buenos Aires al retrasar de forma "deliberada" el recuento de los sufragios en las primarias celebradas este domingo.

Leopoldo Moreau, candidato a diputados de Unidad Ciudadana, dijo a la prensa que el Gobierno, a cargo del escrutinio provisional, "secuestró el voto de los bonaerenses" al retrasar la carga de los telegramas con los resultados de la votación en las distintas mesas en la provincia de Buenos Aires.

Moreau dijo que el Gobierno salió a festejar un triunfo de la lista oficialista en la provincia de Buenos Aires, liderada por el exministro de Educación Esteban Bullrich, cuando las cifras del escrutinio provisional daban un margen de victoria sobre la lista liderada por Cristina Fernández.

Luego el recuento continuó y la brecha se fue achicando cada vez más, hasta que se ralentizó en la última hora.

De acuerdo a los datos oficiales, contabilizado el 91,33 % de las mesas de la provincia de Buenos Aires, el frente oficialista Cambiemos obtenía el 34,25 % en la categoría senadores y Unidad Ciudadana el 34,03 %.

Según Moreau, el Gobierno de Macri retiró a parte del personal a cargo del ingresó de los datos sobre los resultados en las mesas de votación, lo que hace lento el escrutinio en este distrito, el mayor del país.

Desde el búnker de Unidad Ciudadana en un estadio de la periferia sur de Buenos Aires, Moreau dijo que se trata de una acción "deliberada" del Ejecutivo, responsable del escrutinio provisional de los comicios.

"Exhortamos al ministro del Interior (Rogelio Frigerio) a que, de una vez por todas, libere el voto de los bonaerenses para que se pueda saber la verdad. Cualquier otro acto es un acto de irresponsabilidad marketinera que no está a la altura de lo que el pueblo hoy decidió en las urnas", dijo Moreau.

Cristina Fernández permanecía en la madrugada de este lunes en el búnker de Unidad Ciudadana, sin que hasta el momento se haya expresado públicamente sobre el resultado de estas primarias, en las que quedarán habilitados aquellos candidatos que competirán en las legislativas del 22 de octubre.

 

Cristina Fernández, segunda en Buenos Aires

Según los primeros resultados del escrutinio provisional, Fernández, que lidera la lista de candidatos al Senado por la kirchnerista Unidad Ciudadana en la provincia de Buenos Aires, el primer distrito electoral del país, está segunda, tras el candidato oficialista, Esteban Bullrich.

"Yo estoy muy contento y agradecido porque una mayoría de argentinos, no solo en la provincia de Buenos Aires sino en todo el país, hayan votado defendiendo esta justa intención de mejorar, de crecer, de no resignarnos más. Y lo han hecho pese a que ha sido un comienzo muy difícil, porque han sido 19 meses muy duros", dijo Macri.

El presidente insistió en que, a pesar de esas "dificultades", una mayoría ha creído que el "camino" adoptado por su Gobierno es el "correcto".

"Que hayamos ratificado hoy que esto viene en serio, que esto no es un veranito de una elección, sino que es un compromiso firme de la mayoría de los argentinos, va a acelerar el crecimiento económico. Y si en octubre logramos convencer a algunos más de que se sumen, todo va a ser para mejor", señalo el mandatario en la rueda de prensa.

Unos 33,1 millones de argentinos estaban habilitados para votar hoy en estas primarias, en las que quedarán definidos los candidatos que podrán competir en las elecciones legislativas del 22 de octubre próximo.