Donald Trump, durante la entrevista con la Fox.

Donald Trump, durante la entrevista con la Fox.

América

Trump acusa a Obama de estar detrás de las filtraciones y de las protestas en su contra

En una entrevista a la Fox, el presidente de EEUU dice que la "gente" de su antecesor están promoviendo las manifestaciones contra la política de Donald Trump.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha acusado a su predecesor en el cargo, Barack Obama, de estar detrás de las filtraciones que se han producido en su Administración y de las protestas contra él que se han producido en varios puntos del país.

En una entrevista en la cadena Fox, que se transmitirá este martes en Estados Unidos, también sugirió que Obama y sus aliados estaban detrás de las filtraciones de información clasificada de la Casa Blanca a la prensa.

"Creo que está detrás de ello. Creo que se trata de política, así es como funciona", ha dicho, tras ser preguntado por el presentador sobre quién sería responsable de la organización de las protestas contra él.

"Creo que Obama está detrás porque es seguro que su gente está detrás".

El mandatario ha recalcado que "esto es muy grave, porque son hechos muy graves en términos de seguridad nacional", reiterando que "entiende que se trata de política".

El entrevistador del Fox ha insistido en que si Obama está involucrado en la organización de las protestas eso sería "una violación del llamado código del presidente".

"Eso es la política. Y probablemente continuará", ha contestado el presidente de EEUU, sin dar detalles al respecto.

"Nunca se sabe exactamente lo que está pasando entre bambalinas. De hecho, probablemente o posiblemente tengas razón, pero nunca lo podremos saber", ha remachado.

Messina y su organización

Republicanos y medios de comunicación conservadores han venido acusando al expresidente de dirigir las manifestaciones a través de un grupo llamado Organización por la Acción (OFA), que surgió en las campañas presidenciales de Obama. Está presidido por Jim Messina, quien fue el jefe adjunto de personal de Obama durante su primer mandato y su director de campaña durante las elecciones de 2012.

Como una organización sin fines de lucro, el grupo no puede abogar por un candidato político, aunque su agenda se alinea estrechamente con el Partido Demócrata y las posiciones clave de la política de Barack Obama.

Eso sí, Trump ha reconocido que no hay pruebas de que el expresidente esté personalmente involucrado personalmente con este grupo.

Obama tampoco se ha librado de estar detrás de las filtraciones a la prensa. "Algunas de las filtraciones posiblemente provienen de ese grupo", añadió Trump en la entrevista.

"Sabes, algunas de las filtraciones, que son realmente muy serias porque son muy malas en términos de seguridad nacional, pero también entiendo que es política y probablemente continuará".

Es extremadamente raro que un expresidente critique a su sucesor mientras esta en el cargo. Sin embargo, el mes pasado, Obama habló en contra de la prohibición de viajar de Trump.

En un comunicado, un portavoz dijo que Obama estaba "animado por el nivel de participación que se está dando en las comunidades de todo el país" y que el expresidente "está en desacuerdo con la noción de discriminar a los individuos por su fe o religión".