Momento en el que el joven entra en clase.

Momento en el que el joven entra en clase.

América

Un menor dispara a sus compañeros de clase en Monterrey

El joven irrumpió en un aula con una pistola y arremetió contra varios alumnos antes de dispararse a sí mismo.

E.E.

Un alumno de un colegio de secundaria de Monterrey, en el norte de México, atacó a mano armada el centro educativo al que asiste dejando cinco heridos, tres de los cuales se encuentran en estado muy grave. El estudiante murió a consecuencia de un disparo en la cabeza que se propinó él mismo tras abrir fuego contra cuatros personas.

De los heridos por el ataque en las aulas, tres se encuentran "en condiciones graves" y están "en el quirófano, siendo atendidos con heridas en la cabeza", mientras que el cuarto presenta un estado "más estable".

Sobre el móvil del crimen, detalló que "se está investigando". "Este joven ya murió. Sus padres están con él. Tenemos que investigar las razones", puntualizó.

El suceso tuvo lugar sobre las 08.00 hora local (14.00 GMT) en el Colegio Americano del Noreste, ubicado en el norte de Monterrey y que es privado. El gobernador explicó que las familias que tienen a sus hijos en esa escuela están "angustiadas", "asustadas" y "preocupadas". Además hizo un llamamiento a la reflexión en la sociedad mexicana sobre la violencia y el uso de armas.

Recordó que en los colegios "la educación y la convivencia deben ser la prioridad" y que "las armas de fuego son dañinas para cualquier persona, destruyen, quitan la tranquilidad y la paz". "Hagamos que ningún niño pueda sentir atracción hacia un arma de fuego", solicitó Rodríguez, apodado el Bronco por su estilo brusco y desenfadado.

El gobernador pidió a los medios mexicanos que dejen de difundir imágenes de vídeo del momento del ataque, al parecer grabadas por una cámara de circuito cerrado del interior del aula donde se registró el incidente, porque van contra los derechos de los menores y contra el prestigio de la prensa.

Horas después del ataque, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, afirmó que le "duele mucho" lo sucedido. "Como padre de familia y presidente, me duele mucho lo que pasó esta mañana en un colegio de Monterrey", escribió el gobernante en su cuenta de la red social Twitter.