La Universidad Abdelmalek Essaadi de Tetuán.

La Universidad Abdelmalek Essaadi de Tetuán. .

África

Sexo a cambio de buenas notas en la Universidad de Tetuán

Las autoridades marroquíes investigan un supuesto caso de abuso por parte de un profesor a sus alumnas.

Sonia Moreno/ Rabat

"¿Es posible tener una nota de 16/20 para compensar una mala calificación en otra asignatura?", le pregunta, en el chat de Facebook, una estudiante a su profesor de Álgebra de la Universidad de Tetuán. Él le contesta que se compromete a "hablar con otros profesores para convencerlos de que le pongan unos puntos suplementarios". A cambio, le propone "sexo". Son extractos de las conversaciones que un profesor mantenía con sus estudiantes desde 2015 y que han desvelado los medios marroquíes Alyaum 24 y Kifache.

Una página de Facebook desató el escándalo sexual. Una estudiante desveló cómo su profesor de Álgebra "ofrecía buenas notas a sus alumnas a cambio de sexo". La chica no dudó en compartir conversaciones íntimas que mantuvo con el maestro, además de testimonios de sus compañeros de clase y de otras mujeres que supuestamente vivieron la misma situación.

El despacho en la facultad, un apartamento en Martil (en la costa de Tetuán) o su casa de Tánger son los escenarios donde el profesor mantenía relaciones sexuales con sus alumnos, según confesó una antigua estudiante a Kifache. Ahora que "ya no pierde nada", acusa al profesor de "abusar sexualmente de estudiantes de sexo femenino" porque no todas las chicas estaban de acuerdo con estos intercambios y quizás accedieron "por presión o coacción". Hay una parte de alumnas que aceptaron las "reglas del juego" y ofrecieron sexo a cambio de buenas notas, pero hay otras que supuestamente se habrían visto obligadas.

El profesor, que está en paradero desconocido desde que se difundió la noticia, tiene algo más de 50 años y pertenece a la facultad de Ciencias de la Universidad Abdelmalek Essaadi de Tetuán. Según ha podido comprobar este diario, habría cerrado su cuenta en Facebook, pero sigue activo en páginas de perfil profesional y en una red social para viajeros.

El Fiscal ha ordenado abrir una investigación para determinar lo sucedido, a pesar de que la Oficina del Fiscal General todavía no ha recibido una denuncia oficial relacionada con este asunto, según publicaba el diario Al Massaeeste lunes. Los servicios de seguridad trabajan para reunir los nombres de las estudiantes involucradas en el caso. Una tarea difícil porque muchas de las chicas utilizan cuentas anónimas.

Sin embargo, la policía ya tiene las conversaciones en Facebook. La mayoría transcurren en dariya, el dialecto marroquí, pero con transcripción latina, una manera de comunicarse muy habitual en las redes sociales entre los jóvenes. Sin embargo, al profesor se le escapa alguna frase en francés: "Et tu aimes être soumise" ("Y a ti te gusta ser sumisa").

El profesor ha desaparecido, según el diario Al Ahdath Al Maghribia. La brigada técnica de la policía científica de Tetuán utiliza la última información tecnológica para determinar la identidad de la persona que permitió la difusión de las conversaciones entre el maestro y sus alumnas, después de haber pirateado su cuenta de Facebook, publica Al Akhbar. Asimismo, informa que los estudiantes de la universidad se manifestaron tras el escándalo y los ciudadanos de Tetuán y alrededores expresaron su consternación.

CASOS EN OTRAS UNIVERSIDADES

Un comentario en Facebook advierte que "se dan más casos en otras universidades". Y efectivamente, una estudiante de doctorado, que quiere permanecer en el anonimato, explicó a El ESPAÑOL, que el director de su tesis "ralentiza su progreso" porque no acepta "acostarse con él". La somete a un acoso diario con "mensajes a medianoche" o "llamadas a horas intempestivas". Esta marroquí no estudia en la universidad de Tetuán, sino en la de Tánger.

Una funcionaria en Rabat añade que "no le extraña porque estos casos se dan en otros centros". En su época de estudiante en Casablanca "era conocido por todos" que uno de los profesores hacía lo mismo con las estudiantes.

El prestigio de la Universidad Abdelmalek Essaadi de Tetuán, uno de los centros marroquíes con más convenios firmados con las facultades españolas, se ve salpicado por este escándalo.