Donald Trump durante la jura del Secretario de Trabajo en la Casa Blanca.

Donald Trump durante la jura del Secretario de Trabajo en la Casa Blanca. Reuters

Mundo IMPEACHMENT

El denunciante del 'Ucraniagate', en el ojo del huracán: ¿aliado o enemigo?

Donald Trump afirma que "merece" saber quién le ha denunciado mientras que los demócratas intentan reunirse con él para conocer más información.

La política estadounidense se encuentra revolucionada tras las últimas acusaciones de abuso de poder contra Donald Trump y, a diferencia de lo que se podría pensar, es el denunciante y no el presidente, que está al borde un impeachment, quien está en el ojo del huracán. Mientras los republicanos le tachan de "saboteador", los demócratas intentan reunirse con él para conseguir más información sobre el 'Ucraniagate'. 

El senador demócrata Adam Schiff, presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, anunció el domingo que "obtendremos un testimonio sin filtrar del denunciante" para aclarar algunos aspectos de su informe. "Tal y como prometió Joseph Maguire (Director interino de Inteligencia Nacional), se permitirá que los denunciantes entren sin un escolta del Departamento de Justicia o de la Casa Blanca que les diga lo que pueden y no pueden decir", afirmó en la ABC. 

El objetivo principal es que el denunciante explique quién le dio información sobre la supuesta solicitud de clasificar las conversaciones en las que Trump presionaba a Zelenski para investigar al hijo de Joe Biden como secretas, puesto que la denuncia indica que no fue testigo de primera mano y supo de las conversaciones por funcionarios con conocimiento directo. 

La prensa estadounidense le ha identificado como un miembro de la CIA que podría haber estado destinado en el pasado en la Casa Blanca y por ello conocía a oficiales con acceso a la información que, según la denuncia, fue clasificada primero como "secreta" y después como "altamente secreta".

Según la CNN, esta clasificación, que el denunciante considera injustificada, demuestra que los funcionarios de la Casa Blanca no solo eran conscientes de la naturaleza políticamente sensible de la llamada entre Trump y Zelenski, sino que trataron de ocultar la información a otros miembros del gobierno estadounidense "no por razones de seguridad nacional, sino con fines políticos".

Anonimato del denunciante

El Comité de Inteligencia también quiere aclarar qué conocimiento tiene el denunciante de conversaciones de seguimiento entre Estados Unidos y Ucrania y si puede agregar "matices" a la acusación de que la administración Trump intentó suprimir las conversaciones presidenciales potencialmente problemáticas en varias ocasiones.

Asimismo, Schiff señaló que espera que el encuentro "sea pronto" y subrayó que el Comité está trabajando en la expedición de autorizaciones para sus abogados y, sobre todo, en preservar la seguridad del denunciante, que está en el punto de mira de gran parte del gobierno. Mark Zaid, uno de los abogados del informante, tuiteó que continúan las discusiones con los funcionarios de la Cámara y el Senado sobre el testimonio de la persona.

En este sentido, Zaid dijo, en declaraciones recogidas por CNN, que "proteger la identidad de los denunciantes es primordial". "Continúan las discusiones para coordinar y finalizar la logística, pero aún no se ha establecido una fecha y hora", esgrimió.

Trump "merece" saber quién es

Donald Trump es el primero que ha expresado su deseo de conocer al encargado de destapar el 'Ucraniagate' ya que, según ha escrito en Twitter: "Como americano, merezco conocer a mi acusador". Incluso ha citado al pastor Robert Jeffress, que "predijo" que si los demócratas triunfan y destituyen al presidente, se producirá "una fractura similar a la Guerra Civil de la que el país no se podrá recuperar", unas afirmaciones condenadas por los demócratas. 

Otros miembros republicanos leales al presidente como el exalcalde de Nueva York -también implicado en el 'Ucraniagate'-, Rudy Giuliani; el senador de Carolina del Sur, Lindsey Graham; y su consejero, Stephen Miller, han atacado al anónimo denunciante. Le han acusado de "soltar rumores" y le han calificado de "saboteador".

Investigación sobre Rusia

El Partido Demócrata continúa trabajando en su investigación para presentar el impeachment y han emitido varias citaciones a Mike Pompeo, secretario de Estado, y han establecido contactos para acordar las declaraciones de testigos. Además, Schiff pretende ampliar las indagaciones y ha pedido conocer el contenido de las conversaciones entre Trump y Putin, algo a lo que se niega el presidente ruso (al contrario de lo que hizo Zelenski).

"Creo que la necesidad primordial aquí es proteger la seguridad nacional de Estados Unidos y ver si en las conversaciones con otros líderes –en particular, con Putin- el presidente estaba socavando nuestra seguridad con el objetivo de verse beneficiado en la campaña", afirmó el presidente del Comité de Inteligencia en la NBC. 

Mientras algunos ven al denunciante como un enemigo, los demócratas han encontrado su oportunidad para lanzar un impeachment que hasta hace unas semanas no contaba con apoyos suficientes ni del propio Partido Demócrata.