Federica Mogherini, Alta Representante de la UE, y Bruno Rodríguez, su homólogo cubano.

Federica Mogherini, Alta Representante de la UE, y Bruno Rodríguez, su homólogo cubano. Efe

Mundo UNIÓN EUROPEA

El eurodiputado López Gil reclama a Mogherini que la UE "defienda" los DDHH en Venezuela

La Alta Representante criticada por su escasa beligerancia en Cuba, en uno de sus últimos viajes antes de dejar el cargo en manos de Borrell.

Aprovechando el viaje de la Alta Representante de Política Exterior de la UE a Cuba, la oposición democrática venezolana ha tratado de llamar la atención sobre la urgencia de abordar la democratización de la región. Este fin de semana, Federica Mogherini mantuvo encuentros en La Habana con su homólogo, Bruno Rodríguez, para examinar el estado de las relaciones entre el bloque europeo y la dictadura de la isla caribeña.

Ése es el segundo encuentro entre ambas delegaciones desde que se empezó a aplicar el nuevo marco de relaciones, el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación, y sirvió para examinar la incidencia de la Ley Helms Burton, que aplica Estados Unidos desde hace cuatro meses, y que ha dificultado las relaciones comerciales y económicas de los socios de Washington con el régimen comunista.

La influencia en la región del castrismo cubano ha sido aprovechada por el eurodiputado del PP Leopoldo López Gil para señalar la importancia de que la Unión Europea asuma su papel y reclame las libertades para los ciudadanos venezolanos y cubanos.

Leopoldo López Gil, eurodiputado independiente por el PP y padre del líder opositor venezolano.

Leopoldo López Gil, eurodiputado independiente por el PP y padre del líder opositor venezolano. ADP

Así, López Gil instó esta semana en un comunicado a los países de la UE a acelerar la aplicación de los acuerdos aprobados en el Parlamento Europeo para presionar al régimen de Nicolás Maduro con el objetivo de que detenga las "violaciones de Derechos Humanos perpetradas en Venezuela".

El también padre del antiguo preso político y líder opositor, Leopoldo López -hoy acogido en la residencia del embajador español en Caracas-, ha apelado al informe de la Alta Comisionada de Derechos Humanos, Michelle Bachelet, quien presentó ante Naciones Unidas denunciando los crímenes del régimen chavista y reclamando su investigación.

Lamenta la inacción de la UE

López Gil, con doble nacionalidad española y venezolana, lamenta que "no se hayan tomado las medidas" exigidas para reducir la violencia estatal contra los venezolanos. Y además asegura que "la tiranía de Maduro continúa persiguiendo a diputados electos, allanando casas a opositores, forzando exilios y no da muestras" de que vaya a atender a la petición oficial de Bachelet. Y es que la Oficina de Derechos Humanos de la ONU en disolver las fuerzas de acciones especiales (FAES), quienes perpetúan acciones de violencia armada”.

El eudodiputado popular, coordinador de la subcomisión de Derechos Humanos de la Eurocámara, apela a la reciente resolución del Parlamento Europeo, que fue aprobada con 455 votos a favor y 85 en contra, en la que se "reitera su total apoyo al que considera presidente encargado legítimo, Juan Guaidó y a la Asamblea Nacional amenazados por el régimen venezolano".

Asimismo, el europarlamentario recuerda que el Europarlamento ha instado a las otras instituciones europeas a "restringir los movimientos y congelar los activos y visados de las autoridades venezolanas" responsables de violaciones de derechos humanos y represión, así como los de sus parientes más cercanos. López reitera que la lucha por conseguir la libertad y democracia en Venezuela "continúa dándose en las instancias internacionales".

De hecho, varias organizaciones, como la Asociación Sindical Independiente de Cuba (ASIC) y el Grupo Internacional para la Responsabilidad Social Corporativa en Cuba (GIRSCC), calificaron este fin de semana de "indignantes" las declaraciones de Mogherini en Cuba. En un comunicado, se lamentaban tras "observar a esta comisionada arrojar lisonjas a la dictadura castrista –unas de las más sangrientas y represivas del mundo, que durante 60 años ha violado, cruel y sistemáticamente, los más elementales y preciados derechos de su población–, en un momento en que se asfixia con renovado empeño a la disidencia democrática cubana".