Trump manda a sentarse a Pedro Sánchez.

Trump manda a sentarse a Pedro Sánchez.

Mundo

El 'desaire' de Trump a Sánchez: le manda a sentarse en el G20

El presidente de EEUU ha señalado con el dedo el sillón de España tras un leve saludo entre los dos líderes en la sala de reunión del G20.

Noticias relacionadas

Son muy conocidas las malas formas que se gasta el presidente de EEUU, Donald Trump, en las cumbres internacionales y esta vez le ha tocado sufrirlas al presidente español, Pedro Sánchez.

En la cumbre del G20, Trump, que caminaba detrás de Sánchez al entrar en la sala de reuniones, cuando ha llegado al sillón que le corresponde a España, donde estaba su presidente, apenas han intercambiado unas sonrisas, se han dado un fuerte apretón de manos y el líder de EEUU le ha mandado a sentarse.

Fuentes del Gobierno han asegurado que lo que realmente ha dicho Trump es que "tienes un buen sitio" y se lo ha señalado. Según estas mismas fuentes, no ha habido ni el mínimo gesto de enviar sentar a Sánchez y de ahí las risas del presidente del Gobierno.

Trump manda sentarse a Sánchez en la cumbre del G-20.

Ambas delegaciones han restado importancia al gesto y han asegurado que lo único que han intercambiado es un saludo y que Trump le ha dicho a Sánchez que le gusta mucho España. De hecho, el presidente español no ha hecho ningún movimiento expreso para encontrase con el de EEUU, con el que nunca ha mantenido una reunión bilateral.

Las sesiones inaugurales del G20 se han iniciado esta mañana, de madrugada en España, y se espera que haya varios encuentros entre diferentes líderes.

De hecho, Sánchez tiene la intención de hablar sobre el reparto institucional de la UE en las reuniones informales que tenga con líderes europeos que están, como él, en Osaka (Japón), y ya ha tenido una de esas conversaciones con el presidente del Consejo, Donald Tusk.

Sánchez y Tusk han hecho un hueco en su agenda del G20 y se han encontrado para intercambiar puntos de vista sobre dicho reparto, según han confirmado fuentes de Moncloa.

Los líderes europeos se reúnen el próximo domingo en un Consejo Extraordinario que debe consensuar los cinco principales cargos de la Unión -Presidencia de la Comisión, del Consejo Europeo, la Alta Representación de la UE en el exterior, el Parlamento Europeo y el Banco Central Europeo-.