Erdogan junto a su mujer Emine en Ankara este domingo

Erdogan junto a su mujer Emine en Ankara este domingo Reuters

Mundo

El AKP de Erdogan pierde la Alcaldía de Ankara y Estambul

La derrota en la capital y en Estambul es un golpe de imagen para el AKP, fundado y liderado por Erdogan.

Estambul

El partido islamista Justicia y Desarrollo (AKP), que gobierna Turquía desde 2002, ha perdido este domingo la Alcaldía de Ankara y la de Estambul, ésta última por un ajustado número de votos de diferencia.

Según esos datos, aún no confirmados por la Comisión Electoral, el bastón de mando de la capital turca pasará a Mansur Yavas, candidato del Partido Republicano del Pueblo (CHP), de orientación socialdemócrata y laica, tras las elecciones municipales celebradas en el país europeo.

En el caso de Estambul, el recuento ha llegado hasta el último voto porque las cuentas han estado muy ajustadas. "La gente ha votado a favor de la democracia, ha elegido la democracia", dijo el líder opositor Kemal Kilicdaroglu, al declarar que su Partido Popular Republicano (CHP) laico le había quitado a Ankara y Estambul del Partido AK y mantuvo su bastión costero en el Egeo de Esmirna. La tercera ciudad más grande de Turquía.

La derrota del partido de Erdogan con raíces islamistas en Ankara fue un golpe importante para el presidente. La pérdida de Estambul, donde lanzó su carrera política y fue alcalde en la década de 1990, sería un shock simbólico aún mayor y una señal más amplia de apoyo cada vez menor.

La agencia estatal Anadolu dijo que el AKP empieza a reconocer su derrota e Estambul pero asegura que han ganado en algunos distritos de la capital.

En un discurso ante simpatizantes en Ankara, Erdogan pareció aceptar la derrota del AKP en Estambul, aunque sostuvo que la mayoría de los barrios de la ciudad estaban en manos de su partido. "Incluso si nuestra gente cediera la alcaldía, entregaban los distritos al Partido AK", dijo.La fiesta apelaría los resultados donde fuera necesario, agregó.

Una hora antes del rifirrafe, Erdogan dio un breve discurso en Estambul, donde había depositado su voto, con un tono conciliador con el que admitía ciertas pérdidas, pero impreciso.

"Hay alcaldías que hemos ganado y otras que hemos perdido. Esto es normal. Esto es la democracia y debe aceptarse como tal. En las ciudades donde perdimos debemos aceptar que no hemos podido dar un buen servicio", dijo Erdogan, antes de viajar a Ankara, donde dará otro discurso.

Sin embargo, al sumar en total el 45,7% de los votos en todo el país, el AKP se mantiene en el mismo nivel que alcanzó en las elecciones municipales de 2014, un porcentaje que ha ido variando muy poco desde que llegó al poder en 2002.

El gran perdedor de la jornada es el izquierdista Partido Democrático de los Pueblos (HDP), defensor de los derechos de la minoría kurda, que pasa de 10 a 7 ciudades.

El HDP ha perdido incluso algunos de los municipios del sureste de Turquía, que hasta ahora parecían un feudo suyo incontestable.

En la mayoría de estas zonas ha avanzado el AKP, un hecho que Erdogan vinculó al temor de la población al proscrito Partido de Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda de Turquía. "Nuestros hermanos kurdos no han entregado su voto a la organización terrorista", dijo el mandatario,

Una gran pérdida, del 15% al 6,5%, sufrió asimismo el partido ultraderechista Acción Nacionalista (MHP), pese a lo cual ha visto subir de ocho a doce las capitales de provincia en su poder, gracias a su alianza con el AKP, que no se ha presentado en varios municipios a cambio del respaldo de los nacionalistas en Estambul, Ankara y otras plazas.

Una alianza similar ha cerrado el CHP con el partido derechista IYI Parti, liderado por la exministra Meral Aksener y escindido del MHP en 2017 por desaprobar el giro de esta formación a favor de las posturas de Erdogan.