Una imagen del vídeo de la masacre y el autor de los atentados.

Una imagen del vídeo de la masacre y el autor de los atentados. Archivo

Mundo

El terrorista de Nueva Zelanda, vinculado a la extrema derecha austríaca

El acusado del tiroteo en Nueva Zelanda donó 1.500 euros al Movimiento Identitario de Austria (de extrema derecha) a principios de 2018. 

Noticias relacionadas

El Movimiento Identitario (MI) de extrema derecha de Austria recibió donaciones del hombre acusado de matar a 50 personas en tiroteos masivos en las mezquitas de Christchurch, Nueva Zelanda, ha declarado el miércoles el canciller austríaco Sebastian Kurz.

"Ahora podemos confirmar que hubo apoyo financiero y, por lo tanto, un vínculo entre el atacante de Nueva Zelanda y el Movimiento Identitario en Austria", ha dicho Kurz, aunque las autoridades neozelandesas todavía no han hecho comentarios sobre esta relación. 

Un portavoz de la Fiscalía en Graz (una ciudad del sur de Austria) ha declarado que el jefe del Movimiento Identitario de Austria, Martin Sellner, recibió 1.500 euros (1.690 dólares) a principios de 2018 de un donante con el mismo nombre que el acusado en los ataques del 15 de marzo en Christchurch.

"No tengo nada que ver"

Sellner, no ha respondido a las preguntas de Reuters, pero ha publicado dos vídeos en YouTube en los que corrobora haber recibido  una donación que incluía una dirección de correo electrónico que coincide con el nombre del australiano que supuestamente llevó a cabo los ataques de Christchurch.

Sin embargo, en uno de los vídeos asegura: "No soy miembro de una organización terrorista. No tengo nada que ver con este hombre, aparte de que recibí una donación pasiva de él".

Frame de uno de los vídeos de Youtube de Sellner en el que explica que recibió la donación pero afirma no tener nada que ver.

Frame de uno de los vídeos de Youtube de Sellner en el que explica que recibió la donación pero afirma no tener nada que ver. E.E.

Además, ha dicho que la donación fue de principios de 2018 y que le dará el dinero a una fundación de beneficencia. Igualmente, Sellner ha aclarado que la Policía ha registrado su casa por los posibles vínculos con el atacante.

Los Identitarios de Austria, que dicen que quieren preservar la identidad de Europa, son un movimiento de extrema derecha relativamente nuevo y conocedor de los medios que utiliza internet para promover sus acciones en las calles.

Imitan las tácticas de grupos activistas más establecidos, como Greenpeace. En 2017, ayudaron a alquilar un barco como parte de lo que dijeron que era "una campaña para defender a Europa", y han tratado de impedir que los inmigrantes crucen el Mediterráneo desde Libia.

Posible disolución del MI

Hansjoerg Bacher, portavoz de la Fiscalía de Graz, ha dicho que estaban llevando a cabo una investigación sobre si existían vínculos criminales relevantes entre Sellner y el atacante de la mezquita.

Kurz ha admitido que la Justicia debe aún concluir sus investigaciones, pero ha prometido combatir "con el pleno rigor de la ley" las ideologías extremistas. 

Por ese motivo, ha declarado que Austria estudia disolver el Movimiento Identitario ya que "ningún tipo de extremismo en absoluto, ya sean los islamistas radicales o los fanáticos extremistas de derecha, tiene algún lugar en nuestra sociedad". 

El martes, Kurz escribió en Twitter que cualquier conexión entre el atacante de Christchurch y los miembros del Movimiento Identitario en Austria deberá aclararse por completo.

El vicecanciller austríaco, Heinz-Christian Strache, del Partido de la Libertad de extrema derecha (FPO), ha aseverado que la FPO no tenía nada que ver con el Movimiento Identitario.

Investigación de Nueva Zelanda

Nueva Zelanda ha anunciado una investigación de la comisión real sobre el ataque del 15 de marzo a dos mezquitas en Christchurch. El presunto atacante de ideología supremacista blanca ha sido acusado de un cargo de asesinato por los disparos en Christchurch y se presentará en la Corte el 5 de abril.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, ha dicho que el acusado no estaba en ninguna lista de vigilancia en Nueva Zelanda o Austria.