El fuerte oleaje dificulta las labores de rescate.

El fuerte oleaje dificulta las labores de rescate. Reuters

Mundo

Evacúan a 1.300 pasajeros en helicóptero de un crucero de lujo a la deriva en Noruega

Se prevé que el operativo sea prolongado, ya que cada helicóptero transporta entre diez y quince pasajeros en cada trayecto.

La Policía noruega ha informado este sábado, 23 de marzo, de que se ha procedido a la evacuación de los 1.300 pasajeros de un crucero que tenía problemas con sus motores cuando navegaba junto a la costa de Hustadvika, al este de este país nórdico.

"El crucero Viking Sky - de la compañía Viking Ocean Cruises y puesto en funcionamiento en 2017 - ha enviado una señal de socorro, problemas de propulsión en una situación de mal tiempo. Va rumbo a tierra. Hemos enviado varios helicópteros y barcos a la zona", informaron en un comunicado los servicios de rescate del condado de Møre y Romsdal.

Las autoridades noruegas han establecido un centro de acogida en un pabellón deportivo cerca de la costa. Según informaciones de la televisión pública noruega NRK, se ha completado la evacuación de los primeros cien pasajeros, que llegaron ya a tierra sanos y salvos. Mientras proseguían las completas operaciones de evacuación se intentó, en paralelo, reactivar uno de los motores del crucero para tratar de poner de nuevo en marcha el Viking Sky.

Momentos de tensión en el interior del Sky Viking a causa del fuerte oleaje

El citado medio ha transmitido imágenes de estas operaciones, que se ven dificultadas por un fuerte oleaje. Los servicios de rescate noruegos han informado en su cuenta en twitter de que participan en el operativo de evacuación cinco helicópteros, así como un número no determinado de embarcaciones.

De acuerdo con la citada televisión, se prevé que el operativo sea prolongado, ya que cada helicóptero transporta entre diez y quince pasajeros en cada trayecto. Tanto la tripulación como el pasaje a bordo del crucero están en situación estable, afirmó ese medio citando a fuentes policiales, mientras en las redes sociales empezaron a difundirse imágenes del crucero, sometido al fuerte oleaje y duras condiciones meteorológicas.

A la zona donde se encuentra el crucero han empezado a llegar otros barcos para ayudar en las operaciones.  Las aguas del litoral de Hustadvika está considerado una zona compleja para la navegación, ya que son frecuentes los vientos y corrientes marinas.