Mundo Alemania

Berlín estudia expropiar miles de viviendas para pinchar la burbuja del alquiler

La capital alemana ha propuesto recoger firmas para impedir a las inmobiliarias con más de 3.000 viviendas operar en la ciudad.

Berlín tiene un serio problema inmobiliario: el 85% de los habitantes de la ciudad viven de alquiler, y de media gastan el 46% de sus ingresos en pagar la renta. Esta situación se agrava cuando los precios de los alquileres en Berlín crecieron un 20.5% solo en 2017.

Es el lugar donde más han aumentado los precios de las casas en todo el mundo, pues el precio medio de una propiedad en Berlín ha aumentado más del 120% desde 2004, una media de un 8% cada año. Y es que la población de la ciudad no hace más que crecer.

Son 3.5 millones las personas que viven en Berlín, aumentado en 50.000 habitantes cada año, y la ciudad necesita encontrar una solución. En Berlín existe un recurso democrático que permite convocar referéndumsvolksentscheid, y parece la luz al final del túnel de este problema

Mapa del coste del alquiler en Berlín en 2016, para pisos de unos 70 m2.

Mapa del coste del alquiler en Berlín en 2016, para pisos de unos 70 m2. http://www.berlinamateurs.com/

Los requisitos son sencillos: conseguir 20.000 firmas al principio, en un plazo de 6 meses, y después 180.000 (el 7% del electorado berlinés). Si la propuesta alcanza esa cifra, el referéndum podrá convocarse. La iniciativa de expropiar viviendas a las grandes inmobiliarias está impulsada por la asociación 'Expropiar a Deutsche Wohnen & Compañía'.

Mientras, en España, en el borrador de la propuesta sobre el decreto del alquiler que se aprobará este viernes en el Consejo de Ministros, se establecería una autonomía en cuanto a la elaboración de índices propios por cada Comunidad Autónoma "a los efectos de diseñar sus propias políticas y programas públicos de vivienda", ya que tienen sus propias competencias de vivienda.

Pero para poder establecer esta norma, habría que modificar el artículo 17 de la Ley de Arrendamientos Urbanos, el cual establece que las rentas se pactan libremente entre ambas partes. Esta decisión se tomaría con el fin de "limitar las subidas abusivas del precio del alquiler".

El 44% de los berlineses, a favor

La medida principal de la propuesta del referéndum es limitar la actividad de las grandes inmobiliarias en la ciudad. La mayor del país, Deutsche Wohnen AG, tiene unas 110.000 solo en Berlín. Por lo tanto supera el límite de 3.000 viviendas que se quiere establecer para no poder operar en la capital.

Una encuesta realizada por Forsa (Sociedad de Investigación Social y Análisis Estadístico) revela que el 44% de los berlineses está a favor de la expropiación de los arrendadores con más de 3.000 viviendas, con un 39% en contra. El 17% restante, no contestó.

La propia ciudad prevé que se necesita construir 194.000 nuevas viviendas para 2030 si se quiere cumplir con la demanda. Y es que el nivel de crecimiento de Berlín es frenético, siendo el mercado inmobiliario que más rápido crece, seguido por Esmirna (Turquía) y Reykjavik (Islandia). El banco alemán Bundesbank asegura que Berlín podría tener un sobreprecio de hasta un 35%.

EL activista berlinés Rouzbeh Taheri, en unas declaraciones a eldiario.es, asegura estar a favor de expropiar a los grandes especuladores en Berlín. "Desde hace años la gente en Berlín está preocupada por el tema de los alquileres. Aquí tenemos una red muy amplia, que ha recogido mucha experiencias durante años", dice Taheri.

El alcalde de Berlín, Michael Müller, ha dicho que "además de nueva construcción, también queremos ver cómo podemos dar una buena oferta de vivienda, donde la municipalización juega un papel importante".

Con procedimientos como las expropiación a inmobiliarias o la municipalización de la vivienda, Berlín busca la aguja que rompa la burbuja del alquiler en una ciudad asfixiada por la gentrificación, un fenómeno que encarece las ciudades y expulsa a sus habitantes en pro de un mercado inmobiliario especulador.