Theresa May a la salida de Downing Street.

Theresa May a la salida de Downing Street.

Mundo

Juncker se reunirá con May en Bruselas este jueves para saber "cuál es su plan"

May se encuentra en plenas negociaciones para conseguir una alternativa a la salvaguarda irlandesa en su plan de 'brexit'.

La primera ministra británica, Theresa May, viajará este jueves a Bruselas para reunirse con el presidente de la Comisión Europea (CE). En plenas negociaciones para aprobar un plan de 'brexit' antes del 29 de marzo, May se verá con Juncker. 

"El jueves, día 7, el presidente Juncker dará la bienvenida a la primera ministra Theresa May aquí en el Berlaymont", ha dicho la portavoz de la CE. Esta reunión se realizará con el objetivo de conocer "cuál es el plan" de May.

"La primera ministra vendrá a exponernos sus ideas para el futuro y puesto que el señor Juncker estuvo siempre en contacto permanente con ella, la vamos a recibir con placer", ha añadido.

"La posición de la UE es clara", ha dicho la portavoz de la comisión ejecutiva de la UE. "Estamos esperando a escuchar otra vez lo que la primera ministra tiene que decirnos", ha añadido en una rueda de prensa. 

"Es su responsabilidad que haya acuerdo"

El secretario de Estado de Transporte de May, Chris Grayling, ha dicho en una entrevista al diario Daily Thelegraph que ellos quieren "trabajar con la UE para alcanzar un acuerdo, pero si ellos no están preparados, tendrán la responsabilidad de que nos aproximemos a una salida sin acuerdo".

Grayling ha añadido que "si ellos no están dispuestos a comprometerse, si no están dispuestos a trabajar con nosotros para encontrar un terreno común, será su responsabilidad si no hay un acuerdo".

La líder del Partido Unionista Democrático irlandés (DUP), Arlene Foster, ha dicho este martes que "a través de la intransigencia de la UE y la República de Irlanda, es más probable que ellos produzcan lo que quieren evitar".

May visita Irlanda del Norte

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, se reúne hoy en Londres con sus ministros antes de viajar a la provincia británica de Irlanda del Norte para defender una vez más su plan para la salida de la Unión Europea (UE).

Tras debatir con su equipo, se espera que la líder conservadora llegue a Belfast a las 14.00 GMT, cuando pronunciará un discurso en el que, según se ha adelantado, se comprometerá a proteger el acuerdo de paz de 1998, que puso fin a décadas de conflicto armado en el territorio.

May reconocerá que "son tiempos preocupantes" para la gente de Irlanda del Norte, pero asegurará que su Gobierno encontrará "la manera de ofrecer un 'brexit' que honre" los compromisos con la provincia, de acuerdo con los extractos difundidos.

La jefa del Gobierno británico mantendrá reuniones con los líderes de los partidos norirlandeses, divididos asimismo, al igual que el Parlamento de Londres, sobre el proceso de salida de la UE y el futuro de la frontera en la isla de Irlanda.

El pasado martes, la Cámara de los Comunes respaldó una enmienda por la que los diputados apoyarían el acuerdo de May si esta negocia con Bruselas una alternativa al mecanismo de salvaguarda para evitar una frontera física entre Irlanda e Irlanda del Norte tras la salida del bloque el próximo 29 de marzo.

La enmienda insta al Gobierno a buscar "arreglos alternativos" a esa cláusula de seguridad, a la que se oponen muchos conservadores y sus socios parlamentarios del norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP).

Por contra, los republicanos del Sinn Féin, proeuropeos y partidarios de la unificación de Irlanda, ven necesario que haya una cláusula que garantice la inexistencia de una frontera y un contacto fluido con la vecina República de Irlanda.

Para añadir más leña al fuego, el ex ministro principal de Irlanda del Norte David Trimble, uno de los artífices del acuerdo de paz de Viernes Santo, dijo hoy a la BBC que se plantea tomar medidas legales contra el plan del Gobierno sobre la frontera, al considerar que "subvierte" el proceso de paz.

May visitará Irlanda del Norte antes de regresar en los próximos días a Bruselas para tratar de mejorar su acuerdo de 'brexit' o de salida de la UE, que ratificaron los Veintisiete el pasado 25 de noviembre pero que rechazó el Parlamento de Londres el 15 de enero.

Sin embargo, la UE mantiene que no está dispuesta a renegociar el tratado, aunque accedería a hacer modificaciones en la declaración de intenciones sobre la futura relación comercial bilateral.

Mientras May trata de apaciguar los ánimos en Belfast, en Londres vuelve a reunirse hoy el Grupo de trabajo para arreglos alternativos (AAWG), formado por facciones opuestas del Partido Conservador y que trata de llegar a un consenso que facilite la aprobación del acuerdo de salida