El exministro de Exteriores británico, Boris Johnson.

El exministro de Exteriores británico, Boris Johnson. REUTERS

Mundo

Johnson califica el 'brexit' de May de "escándalo constitucional"

En un mitin paralelo al congreso anual de los conservadores que se celebra en la ciudad inglesa de Birmingham, el exalcalde de Londres volvió a criticar el plan del Gobierno denominado "Chequers" porque, en su opinión, no permitirá al Reino Unido recuperar el control de sus propios asuntos y dejará al país "mitad dentro y mitad fuera" de la Unión Europea (UE).

"Chequers es un escándalo constitucional. No es pragmático, no es un compromiso. Es peligroso y política y económicamente inestable", dijo ante un millar de personas.

El político, abanderado de una desconexión total del bloque europeo, dimitió el pasado julio como titular del Foreign Office en descontento con el plan acordado por el Gobierno bajo consenso puesto que contempla un mercado común de bienes británico-comunitario con equivalencia regulatoria.

"Compañeros conservadores, esto no es democracia. No es lo que votamos. Es un escándalo constitucional. No es una recuperación del control, es perder el control. Lo saben en Bruselas", afirmó el político "tory".

Johnson agregó que este es el momento de "dejar Chequers" y "el momento de recuperar el control, al tiempo que calificó de "infame" la idea de celebrar un segundo referéndum, como ha defendido parte de la oposición laborista británica.

"La idea de un segundo voto es infame, pero obviamente la fragilidad democrática de las propuestas de Chequers no hará más que intensificar esas peticiones", añadió.

De acuerdo con el tabloide "The Sun", Johnson está a favor de retrasar seis meses la salida británica de la UE y ha tenido al parecer contactos con el Gobierno de May sobre esa propuesta.

Durante su intervención, Johnson defendió las raíces conservadoras, a favor del libre mercado, al insistir en la necesidad de volver a un recorte de los impuestos y a fomentar la propiedad privada de la vivienda, con la implementación de una política que permita la compra de pisos de protección social.