Jeremy Corbin habla al Partido Laborista en un encuentro

Jeremy Corbin habla al Partido Laborista en un encuentro Reuters

Mundo

Se suicida un trabajador de los laboristas investigado por escándalo sexual

Tenía 30 años y "aparentemente se habría quitado la vida".

Un trabajador de las oficinas del Partido Laborista británico en Londres murió "de forma repentina" la semana pasada tras haber sido suspendido de empleo ante una investigación sobre supuestos contenidos pornográficos, reveló este domingo el diario The Sunday Times.

El periódico informó de que ese trabajador, de unos 30 años, del que no han trascendido más detalles, afrontaba una investigación por haber modificado fotografías en las que supuestamente agregaba caras de determinadas personas sobre cuerpos de estrellas de la pornografía.

El segundo laborista que se suicida

Ese hombre "aparentemente se quitó la vida", señala el periódico británico, que subraya que se trataría de la segunda persona relacionada con el Partido Laborista que se suicida en pocas semanas a raíz de un escándalo sexual.

El 7 de noviembre, el exministro del Gobierno laborista galés Carl Sargeant fue hallado muerto en su domicilio tras recibir acusaciones de varias mujeres sobre conducta inapropiada.

Respecto a la nueva muerte, un portavoz de la formación ha informado de que "un trabajador del Partido Laborista ha muerto de forma repentina e inesperada".

"Nuestros pensamientos y nuestras más profundas simpatías están con su familia, amigos y colegas, cuya privacidad debe ser respetada", indicó ese portavoz.

La investigación acaba de comenzar

Fuentes laboristas indicaron a The Sunday Times que la investigación sobre el hombre fallecido acababa de empezar y hasta ahora no se había determinado que fuera culpable de ninguna falta.

"Esa persona fue suspendida la semana pasada por acusaciones relacionadas con pornografía", confirmó esa fuente.

En las últimas semanas, diversos dirigentes y diputados laboristas y conservadores se han visto envueltos en acusaciones relacionadas con conducta sexual inapropiada.

Entre ellos, el exministro de Defensa Michael Fallon, que dimitió a principios de este mes tras ser acusado por una periodista de comportamiento indebido durante una cena.

El diputado laborista John Mann afirmó a The Sunday Times que las investigaciones sobre supuestos casos relacionados con conducta inapropiada que está llevando a cabo su partido son "poco profesionales" y defendió la necesidad de "contratar expertos externos".