Fotograma de The Cloud in Her Room, de Zheng Lu Xinyuan.

Fotograma de "The Cloud in Her Room", de Zheng Lu Xinyuan. La Casa Encendida

Actualidad

Las tres grandes películas sobre el deseo sexual femenino que podrás ver en La Casa Encendida

Durante el mes de mayo, el centro cultural madrileño presentará un ciclo con tres películas de cine contemporáneo contra los estereotipos del deseo erótico femenino. 

6 mayo, 2021 10:59

La Casa Encendida ha decidido presentar este mes de mayo un ciclo de cine centrado en el concepto del deseo femenino. Un pequeño festival donde se reinterpreta y desmitifica algunos de los tópicos sobre la sexualidad, el deseo y la identidad femenina que rodean al sector cinematográfico. 

El programa, llamado "Ellas desean", presenta los últimos largometrajes de tres cineastas que reflexionan sobre alguno tabúes que no solo están presentes en la sociedad sino también en la gran pantalla. Las obras escogidas son tres de las mejores películas presentadas en los festivales de Cannes, San Sebastián, Róterdam y Toronto de los últimos años.

Noticias relacionadas

The Cloud in Her Room, de la joven debutante china Zheng Lu Xinyuan, ganadora del Tiger Award del Festival de Róterdam de 2020; Wet Season, del aclamado cineasta singapurense Anthony Chen, y Passion simple, de la cineasta francolibanesa Danielle Arbid protagonizan este proyecto.

Fotograma de la película Wet Season, de Anthony Chen.

Fotograma de la película Wet Season, de Anthony Chen. La Casa Encendida

"Ellas desean" pone en alza algunos de los nuevos talentos contemporáneos cuyas obras aportan "una perspectiva osada y honesta, fraguada desde la coherencia y la profundidad psicológica", tal y como explican desde el centro cultural. 

Ellas dirigen

Danielle Arbid y Zheng Lu Xinyuan son dos de las nuevas promesas del arte contemporáneo cuyas obras alteran la estereotipada iconografía del deseo erótico y la feminidad. Al igual que el aclamado cineasta singapurense Anthony Chen, que pone de manifiesto esta problemática a través de su último film.

Un polémico thriller sexual, un melodrama anti-romántico y una ficción experimental autobiográfica forman parte de este ciclo heterogéneo, que permite abordar de una forma más cercana la ola de conciencia feminista que se está desarrollando en el sector cinematográfico. Las obras seleccionadas para dar vida a este ciclo han sido estrenadas en festivales de la talla de San Sebastián o Cannes, y han sido muy aclamadas por la crítica tras ser proyectadas en festivales de Róterdam y Toronto. 

Passion Simple, de Danielle Arbib

El día 8 y 9 de mayo se podrá ver Passion simpleel estremecedor drama sexual sobre los abismos del deseo femenino de la actriz y directora libanesa Danielle Arbib (Beirut, 1970). La cinta está protagonizada por Hélène, una respetada profesora universitaria de la Sorbona que mantiene una relación tóxica con un hombre casado más joven que ella.

A través de la actriz revelación francesa, Laetitia Dosch, vemos cómo una madre soltera moderna renuncia a sus principios feministas, su instinto maternal y su amor propio para alimentar su obsesión sexual. Además, la película es una adaptación cinematográfica del best-seller homónimo de Annie Ernaux.

Passion Simple (2020) se estrenó en la competición del Festival de San Sebastián, tras haber sido seleccionada, previamente, por el Festival de Cannes de 2020, que finalmente fue cancelado por la Covid-19.

The Cloud in Her Room, de Lu Xinyuan

La película ganadora del Tiger Award del Festival de Róterdam de 2020, y ópera prima de Lu Xinyuan (Hangzhou, China) podrá disfrutarse el 22 y 23 de mayo. The Cloud in Her Room es una ficción experimental autobiográfica sobre el deseo de reconciliación de una veinteañera china con su pasado. La historia, relata la vida de Muzi, una joven de 22 años que regresa a su ciudad natal desde otro país para celebrar el Año Nuevo Chino.

La chica deambula, día y noche, por los suburbios de Hangzhou, perdida en un limbo mental entre su pasado y un presente incierto. Sus intentos de reconexión con los habitantes del lugar, siempre a través del sexo o el afecto, le harán recordar y superar sus antiguos roles femeninos de hija, ex-amante y examiga.

Tras presentar algunos de sus cortometrajes en los festivales de Tribeca, Shanghái y Beijing, la directora estrenó en 2020 su primer largometraje en la sección oficial del Festival de Róterdam, donde ganó el Tiger Award a la mejor película.

Wet Season, de Anthony Chen

Este drama protagonizado por una profesora de secundaria que logra reafirmar su identidad como mujer mediante la incómoda y especial relación de amistad que mantiene con un alumno se llama Wet Season y está dirigido por Anthony Chen (Singapur, 1984). Los días 20 y 30 de mayo se podrá descubrir en la Casa Encendida el relato de Ling, una inmigrante en Singapur que se gana la vida como profesora de mandarín en una escuela elitista.

Tras varios intentos fallidos de quedarse embarazada por fecundación in vitro, su matrimonio empieza a derrumbarse, sumando a la treintañera en una crisis existencial severa. De forma paralela, la creciente y extraña relación de amistad que mantiene con uno de sus estudiantes de secundaria despierta en ella su instinto maternal, así como otras formas de deseo reprimidas.

El cineasta, guionista y productor singapurense fue seleccionado en el Festival de Cannes, donde ganó una mención especial al mejor cortometraje por Ah ma (2007), convirtiéndose en el primer cineasta de Singapur premiado en el prestigioso festivalSeis años después, su primer largometraje Ilo Ilo. Retratos de familia (2013) se estrenó en la Quincena de Realizadores de Cannes, donde ganó el premio de la Cámara de Oro (mejor ópera prima del Festival de Cannes).

Siguiendo la estela de Mulvey

La pionera Laura Mulvey ya hablaba del deseo femenino y su inexistente representación en el mundo cinematográfico. Aunque ella partió del psicoanálisis para analizar la situación de la mujer en el celuloide. Así, se abrió un debate feminista que ha llegado hasta nuestros días, y que ahora parece tener más fuerza que nunca dentro de la industria. 

La mirada femenina se abre paso a través del cine, la forma de representar y reflejar los sentimientos y vivencias de las mujeres comienzan a tener una mayor cabida dentro del sector, no solo a través de más voces femeninas en la dirección, sino también a través de tramas que les otorgan una posición más relevante en la historia y no como simples acompañamientos del protagonista masculino.