Si hace unos días hablábamos de lo mucho que nos gustó el Cupra Formentor, ahora le toca el turno a otro hermano de gama. Nos referimos al Cupra León e-Hybrid, que lo hemos conducido en una primera toma de contacto en Madrid.

Noticias relacionadas

Este modelo se convierte en el primer León desarrollado bajo la marca Cupra, puesto que hasta este momento era el Seat León Cupra (del que han vendido 55.000 unidades) y ahora pierde el dominio de Seat para quedar ya solo bajo el paraguas de Cupra.

Esta prueba ha sido realizada con la carrocería familiar (Sportstourer) y con el sistema de propulsión híbrido enchufable (e-Hybrid). Cupra ha hecho magia con este coche, puesto que ha permitido que todas estas características (familiar, deportivo y eficiente) estén juntas en un mismo coche. Una combinación que nos parece mágica puesto que pocos coches combinan de igual manera estos factores.

Hablamos de la carrocería 'station wagon', que proporciona un mayor maletero; de su eficiencia ya que puede circular en eléctrico al 100% y de su deportividad, no podemos olvidar que es un modelo con 245 CV.

La exclusividad, eso sí, tiene un precio. Y este Cupra León Sportstourer e-Hybrid supone un coste de adquisición alto (desde 42.380 euros, sin promociones ni ayudas y las primeras unidades llegan en noviembre). Si sumamos las promociones del mes, los descuentos por financiación y las posibles ayudas (como el Moves si está vigente o el Renove), esta cifra bajará varios miles de euros.

Cuadro de instrumentos del León Cupra.

A la hora de buscar posibles rivales con este modelo tenemos que reconocer que apenas los tiene. Por ejemplo podríamos citar como principal competidor el SKoda Octavia RS iV, que también ofrece el mismo sistema propulsor y también cuenta con la misma potencia.

Por encima de estos dos modelos (Cupra y Octavia RS) solo encontraríamos al Mercedes CLA Híbrido enchufable, que parte de los 46.000 euros.

Y por debajo, pero sin ese comportamiento de Cupra sí tendríamos el Kia Ceed Tourer (con 141 CV), el Renault Mégane Sports Tourer (con 160 CV) y el Seat León Sportstourer PHEV (con 204 CV). Por ello, podemos señalar que es un modelo sin apenas competidores.

Emblema de Cupra.

Gama más amplia

Antes de subirnos al nuevo modelo, vamos a analizar cómo queda la gama Cupra. Y a día de hoy esta firma de Seat cuenta con:

• Cupra Ateca
• Cupra Formentor
• Cupra León

Y, a su vez, el Cupra León está disponible en versión de cinco puertas, en el familiar que aquí probamos y con diferentes motores de gasolina (245 CV, 300 CV y 310 CV), así como la variante híbrida enchufable.

Esta ampliación de gama permitirá a Cupra lograr el objetivo de facturar 1.000 millones de unidades en 2021, lo que supondrá el 10% del total de los ingresos de la marca.

Esta variante está a la venta con la carrocería familiar.

Basado en el León

Este nuevo Cupra León e-Hybrid está basado en el nuevo Seat León de cuarta generación y que también se acaba de poner a la venta. Un Seat León que incorpora también una variante híbrida enchufable como la versión Cupra, pero menos potente.

Recordamos en este sentido que el León está basado en la plataforma MQB-Evo, que es la estructura que comparte con el Volkswagen Golf, Skoda Octavia y Audi A3, entre otros.

Una vez junto a él comprobamos sus dimensiones. Y en este sentido, vemos que mide 4,65 metros de largo, 1,79 metros de ancho y 1,46 metros de alto. Su batalla es de 2,68 metros y la capacidad de carga es de 470 litros.

El maletero tiene buena capacidad.

Estas dimensiones son idénticas al León familiar o León Sportsourer. Por lo tanto, si te preguntas en qué cambia, podemos decir que cuenta como elementos diferenciadores el color de la carrocería, el emblema de Cupra, las llantas de mayor tamaño, los discos de freno sobredimensionados (340 milímetros de diámetro de serie y 370 milímetros en opción con Brembo).

Y a ello se suma un interior con los asientos tipo bacquet, con un cuadro de instrumentos personalizado y con el sello de Cupra, al igual que el volante, con dos mandos específicos a ambos lados del volante para modificar los modos de conducción y el botón de arranque.

Junto al familiar también está disponible la versión de cinco puertas.

Motor

En cuanto al motor, la gama de este Cupra León cuenta con cuatro posibles motorizaciones. Se tratada de las versiones:

• 2.0 TSI 245 CV | Etiqueta C
• 2.0 TSI 300 CV | Etiqueta C
• 2.0 TSI 310 CV ST 4x4| Etiqueta C
• 1.4 TSI e-Hybrid 245 CV | Etiqueta Cero

Pues bien de todos ellos, la variante que hoy probamos es el TSI e-Hybrid que es la variante híbrida enchufable. Esto significa que tiene lo mejor de dos mundos, es decir que podemos circular en modo 100% eléctrico (cuando la batería tiene energía) o bien podemos estirar el motor de combustión para conseguir sus mejores prestaciones.

El frontal de este modelo es llamativo.

En este sentido, el motor de combustión es el conocido 1.4 TSI de 150 CV mientras que el generador eléctrico rinde 85 kW. Entre los dos, estaríamos hablando de 245 CV. Una cifra combinada que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos y lograr una velocidad máxima de 225 km/h.

En cuanto al sistema de propulsión eléctrico, la batería cuenta con una capacidad de 13 kWh lo que le permite circular un total de 52 km con cero emisiones según la normativa WLTP.

Este Cupra León cuenta con la etiqueta Cero de la DGT.

Equipamiento

Un coche tan potente tiene que venir equipado. Y de ello, en este modelo no hay duda. Sobre todo llama la atención su equipamiento en seguridad, puesto que puede incorporar numerosos asistentes a la conducción.

Hablamos, por ejemplo, del control de velocidad de crucero predictivo (que acelera, frena y mantiene la distancia con el de delante), del asistente de salida segura (que lo que hace es que si un pasajero quiere abrir la puerta y el coche detecta que viene alguien, lanza entonces una señal; también la alerta de tráfico posterior, que alerta si al salir marcha atrás llega otro modelo por detrás.

Imagen de las llantas deportivas y frenos, que pueden ser Brembo, en el Cupra León.

Al volante

Para su toma de contacto de unas decenas de kilómetros, lo que hemos querido ver principalmente es cómo funciona el sistema de propulsión eléctrico, el modo híbrido y cómo es la autonomía.

Y para poder jugar con los diferentes modos de conducción, tenemos una opción en la consola (que hay que reconocer que está algo escondida) que permite variar entre una conducción híbrida o bien una conducción de cero emisiones.

Nosotros empezamos por esta última, así que seleccionamos viajar en modo eléctrico, arrancamos el coche y listo, ya está disponible a pesar de que no tiene sonido alguno a nuestro alrededor.

Recordamos en este sentido que siempre que haya energía en la batería, el coche arrancará en modo 100% eléctrico. Solo si está baja de capacidad será cuando arranquemos en modo híbrido.

Detalle del diseño del pilar C del coche.

Y lo cierto es que una auténtica gozada poder viajar en eléctrico con este modelo. Probamos a acelerar con contundencia y vemos que el León sigue en modo eléctrico y con un buen nivel de prestaciones. Tan solo cuando pisemos a fondo del pedal del acelerador será cuando entre también el modo térmico, y funcione la combinación de ambos (modo híbrido).

No obstante, en eléctrico podemos circular hasta los 130 km/h. Además, si estamos en modo híbrido podemos reservar parte de la carga de la batería para cuando entremos en las ciudades.

Llevamos una buena parte del recorrido, y la batería ha bajado al 70%, más o menos. A su vez el ordenador nos señala que quedan todavía 31 kilómetros en modo 100% eléctrico, lo que nos da a entender que sí se pueden superar los 50 kilómetros de autonomía en eléctrico de forma razonable.

Toma de enchufe del coche.

Nos olvidamos por un momento de la eficiencia y vamos ahora a disfrutar de la conducción. Y una vez más el Cupra León vuelve a dar lo mejor de sí mismo. Si ya el chasis lo conocíamos y nos había sorprendido, ahora con esta versión híbrida enchufable, todavía gana más enteros.

El coche va muy aplomado y la suspensión activa, conocida en la marca como DCC, nos permite enlazar curvas sin que la carrocería balancee. Y todo ello con una excelente aceleración, frenada y comportamiento.

Asientos de tipo bacquet.

Conclusión

Lo tiene todo. Cupra (y Seat) han sabido combinar todos los ingredientes con este modelo. Es un coche espacioso, con buenas plazas traseras, con un enorme maletero… y por lo tanto es un modelo funcional para una familia.

Pero si nos olvidamos, por un momento, de la funcionalidad y buscamos solo la emoción, este Cupra León también nos dejará con la boca abierta. Ofrece un comportamiento digno de mención, sobre todo por su bastidor, por las suspensiones que están muy bien equilibradas y por el buen nivel de funcionamiento que tiene el sistema de propulsión.

Y pone la guinda al pastel el hecho de contar con la batería y el motor eléctrico que permite circular en modo de cero emisiones durante medio centenar de kilómetros, lo suficiente para que si lo cargamos todos los días, podamos movernos en eléctrico de lunes a viernes.

Valoración

Diseño: 8
Espacio interior y maletero: 8
Motor, cambio y prestaciones: 9,5
Confort y terminación: 8,5
Equipamiento en seguridad y tecnología: 8,5
Diversión al volante: 9
Precio: 6,5

Puntuación final: 8,28