El comisario de Asuntos Económicos, Paolo Gentiloni, durante la rueda de prensa de este lunes

El comisario de Asuntos Económicos, Paolo Gentiloni, durante la rueda de prensa de este lunes CE

Energía

Bruselas pide a España impulsar las interconexiones, el autoconsumo energético y la renovación de vivienda social

El Ejecutivo comunitario reclama reformas para acelerar la absorción de los fondos europeos.

23 mayo, 2022 13:24
Bruselas

Noticias relacionadas

Bruselas pide a España utilizar los fondos europeos para impulsar las interconexiones energéticas con el resto de Europa, incentivar las instalaciones de autoconsumo de electricidad en los hogares y poner en marcha un programa de renovación y construcción de un parque de vivienda social con alto ahorro energético. Unas medidas que han cobrado urgencia tras la invasión de Rusia a Ucrania. El Gobierno de Pedro Sánchez debe además mejorar la capacidad administrativa con el fin de maximizar la absorción de los fondos Next Generation y del resto de ayudas comunitarias.

Estas son las nuevas recomendaciones de política económica que ha dirigido la Comisión Europea a nuestro país en el marco del procedimiento anual de coordinación en la UE. Además, el Ejecutivo comunitario reclama a Sánchez que siga adelante con la puesta en marcha de las reformas comprometidas en el plan de recuperación. En particular, España debe completar la segunda parte de la reforma de las pensiones con el fin de garantizar su sostenibilidad a largo plazo.

Según los datos de 2020, la dependencia de España respecto a Rusia es del 2% para el petróleo y del 10% para el gas, muy por debajo de la media de la UE (26% y 44%, respectivamente). En cuanto al carbón, la cifra es similar a la del resto de la UE (55%), aunque su uso en la cesta energética (2,8%) es muy pequeño. 

"Aunque tiene una exposición limitada al petróleo y el gas rusos, la situación geopolítica actual y los altos precios de la energía aumentan la urgencia para España de intensificar los esfuerzos para cumplir con los objetivos de energías renovables", reza la recomendación del Ejecutivo comunitario.

La prioridad absoluta es lograr que España deje de ser una isla energética y se integre de forma efectiva en el mercado único europeo. "En particular, más interconexiones eléctricas con los países vecinos permitirían una mayor integración de la capacidad de renovables de la Península Ibérica en el mercado único de la energía", sostiene la Comisión.

En cuanto al gas, el Ejecutivo comunitario apoya también la interconexión con Francia porque "puede contribuir a diversificar el suministro y ayudar a aprovechar el potencial a largo plazo del hidrógeno renovable". Eso sí, el nuevo gaseoducto debe estar "preparado para el futuro", es decir, tiene que poder reconvertirse fácilmente para el transporte del hidrógeno verde.

Vivienda social

Bruselas ve necesarias medidas adicionales en España para apoyar el despliegue de las renovables, que tienen que poner el foco "en las instalaciones descentralizadas y el autoconsumo". Para ello, las autoridades deben agilizar los procedimientos de autorización y mejorar el acceso a la red eléctrica. En este sentido, nuestro país debe aumentar la inversión en almacenamiento, infraestructura de red y electrificación de edificios y transporte.

En tercer lugar, la Comisión aconseja a nuestro país "desplegar un mayor número de viviendas sociales energéticamente eficientes y asequibles, especialmente en áreas con escasez pronunciada y mercados estresados". Un plan de vivienda social de estas características "podría ayudar a contener el consumo, afrontar de forma decisiva la transición verde y ayudar a los hogares vulnerables".

En paralelo, las autoridades nacionales deben poner en práctica sistemas de financiación, formación de trabajadores, campañas de sensibilización y programas de asistencia técnica con el fin de acelerar las renovaciones de edificios para reducir su gasto energético.

En sus recomendaciones de este lunes, Bruselas no aclara cómo deben financiarse todas estas medidas. Sin embargo, la semana pasada el Ejecutivo comunitario ya pidió a España y al resto de Estados miembros que recurran a los créditos Next Generation no solicitados (que ascienden a 70.000 millones de euros en el caso de nuestro país). También se pueden utilizar las ayudas regionales y agrícolas europeas.

Para aprovechar al máximo estos recursos, la Comisión reclama a Sánchez "reforzar la capacidad administrativa con el fin de garantizar la absorción eficaz y un mayor impacto de los fondos Next Generation y otras ayudas nacionales y de la UE disponibles".

Al margen del capítulo energético, Bruselas ha recomendado este lunes a España impulsar el reciclaje de residuos urbanos, invertir más en innovación y formación y trabajar para reducir las brechas de riqueza entre las regiones y entre las áreas urbanas y rurales.