Van den Eynde (dcha.) y Melero escuchan al comisario hablar sobre la actuación del primero el 1-O.

Van den Eynde (dcha.) y Melero escuchan al comisario hablar sobre la actuación del primero el 1-O. Efe

Tribunales

Un comisario desarma al abogado de Junqueras: "Sabe cómo actuamos el 1-O, estaba allí y medió"

Las defensas se quedaron estupefactas ante el testimonio de un responsable policial que desveló que Van den Eynde intermedió en un centro de votación.

"Permítame, señor letrado, usted estuvo en el colegio Dolors Monserdá. Sabe perfectamente cómo se producían las intervenciones en los colegios". El testimonio del comisario de Policía produjo un momento eléctrico durante la jornada 28 del juicio al 'procés'. Ahora resulta que en estrados hay un abogado-activista: el defensor de Oriol Junqueras y Raül Romeva, Andreu van den Eynde, tuvo cierto protagonismo en los hechos ocurridos en ese centro educativo de Barcelona porque "usted hizo mediación con el responsable policial que fue allí".

Estupor en la bancada de la defensa. Jordi Pina apuntaba con el dedo a Van den Eynde mientras Javier Melero levantaba las cejas y abría mucho los ojos, como diciendo "no me lo puedo creer". El letrado del exconsejero de Interior Joaquim Forn, tan empeñado en mantener una defensa puramente técnica, sin mezcolanzas ideológicas tendentes a reconfortar a la galería indepe, tuvo que beber agua.

Vigésima octava jornada del juicio del "procés" en el Tribunal Supremo

Enfrente, el fiscal Javier Zaragoza disimuló a duras penas su sonrisa poniéndose delante la mano. Su colega Jaime Moreno no pudo evitar comentar con él el episodio.

Los fiscales Zaragoza y Moreno./

Los fiscales Zaragoza y Moreno./ Efe

La conexión ideológica y personal de algunos de los letrados de la defensa con los acusados rezuma en muchas sesiones de la vista, hasta el punto de que el presidente del tribunal, Manuel Marchena, ha llegado a sugerirles que su desafío es "convencer a la Sala", no interrogar "de cara a la galería". Lo que no sabíamos es que el defensor de Junqueras y Romeva pregunta con tal conocimiento de causa que podía estar sentado en la silla de los testigos.

- La actuación de intimación a la gente para que abandonen el lugar ¿estaba definida de una forma concreta? ¿Qué tenía que decir a la gente el agente que llegara [al centro de votación] o qué tareas de mediación?, preguntó Van den Eynde al compareciente, un comisario desplazado a Barcelona para el 1-O y que actuó como responsable de los policías del área de información.

- Creo que lo he explicado pero además, permítame señor letrado, usted estuvo en el colegio Dolors Monserdà. Sabe perfectamente. Sabe perfectamente cómo se producían las intervenciones en los colegios. De hecho, usted hizo mediación con el responsable policial que fue allí. Se entregaba el auto judicial [que ordenaba impedir el referéndum] a cualquier persona que se identificara como mediador y se llevaba ese auto al interior del colegio al objeto de hacer saber a las personas que hubieran constituido las mesas que había un auto declarando que ese hecho era ilícito.

- No vamos a hablar de con qué objeto medió conmigo nadie...

El abogado de Junqueras

El abogado de Junqueras

No han hablado mucho las defensas de casi nada durante una sesión en la que apenas han formulado preguntas a guardias civiles y policías que han admitido el uso de la fuerza ("muy medida, quirúrgica") y han destacado que la "inacción" y "pasividad" de los mossos se desperezó al final de la jornada del referéndum, justo cuando, ya producida la votación ilegal, recogieron algunas urnas entregadas voluntariamente por los ciudadanos.

Lo relató con detalle el inspector que actuó como responsable de los funcionarios de información del Cuerpo Nacional de Policía que actuaron en el distrito 3 de Barcelona, el de Sants-Montjuïc. Ante la falta de Unidades Policiales de Intervención que les protegieran para entrar en los puntos de votación, él y sus hombres se dedicaron a grabar lo que ocurría en los centros. En seis de ellos, pasadas las 21 horas del 1 de octubre, vieron cómo los mossos recibieron de manos de los ciudadanos las urnas y se las llevaban entre vítores y aplausos. "¡Aquesta és la nostra policia!".

En el instituto Francés Maciá, "dos mossos sacaron del interior una urna y dos cajas. Les esperaba un coche camuflado, en el que se fueron. Un Kia Rio. Consultamos la titularidad y pertenecía al Departamento de Presidencia de la Generalidad".

Las urnas -con el logotipo de la Generalitat, dijo otro testigo- eran entregadas por los ciudadanos voluntariamente. En la escuela Pràctiques "unas personas entregaron dos urnas a los mossos. Una de ellas le tocó la cara a un mosso de forma cariñosa. La gente detrás aplaudía y gritaba: '¡hemos votado'".

Del interior de otro centro "salió una comitiva de ocho personas, cada una con una urna. Más adelante caminaban unos mossos, que recibieron las urnas y las metieron en el vehículo policial mientras la gente aplaudía".

Vino luego otro agente del Cuerpo Nacional de Policía que presenció escenas similares en el instituto Lluis Domènech y en la escuela de Gavá. "Me acerqué a un mosso, me identifiqué y pregunté por las urnas. Me dijeron que iba a llegar su sargento para recogerlas".