El excomisario Villarejo, tras una declaración judicial./

El excomisario Villarejo, tras una declaración judicial./ Efe

Tribunales CASO TÁNDEM

Villarejo niega tener cualquier relación con el incendio del edificio Windsor

El excomisario ironiza sobre los documentos que le señalan para destruir documentos del BBVA: "Por fortuna apenas tenía 12 años cuando asesinaron a Kennedy".

El excomisario José Manuel Villarejo, principal investigado en el caso Tándem, niega rotundamente que él o cualquier persona que estuviera bajo su encargo quisiera "sustraer o destruir" documentos del BBVA albergados en el edificio Windsor de Madrid que ardió en febrero de 2005.

En un comunicado remitido a través de su abogado, el exagente encubierto en prisión preventiva niega también estar detrás de dicho incendio, como publicó este lunes Moncloa.com. 

"El documento filtrado a un medio de comunicación sobre esta presunta operación y que acreditaría su razón de ser y su sentido es simplemente una falsificación: nunca fue realizado ni por mí personalmente ni por una persona bajo mi encargo o conocimiento. Se trata, en esencia, de una fábula", afirma Villarejo sobre el documento filtrado en prensa.

En el comunicado enviado por su defensa, el excomisario también ironiza sobre las sospechas vertidas contra él: "Sarcásticamente, debo confesar que, por fortuna, apenas tenía doce años cuando se produjo el asesinato de Kennedy. No descarto que en otras circunstancias se me hubiera podido atribuir incluso la autoría intelectual de aquella oscura conspiración".

Información sobre Francisco González

Según publicó el diario Moncloa.com, Villarejo tenía en sus manos un informe en el que anotó los trabajos que hacía para el BBVA y donde habría escrito de su puño y letra: "Eliminar rastros documentales de la Firma de Auditoría DEL", es decir, la auditoría que la firma Deloitte estaba realizando sobre la sociedad FG Valores, una empresa controlada por Francisco González. Según el citado medio, el agente encubierto quería destruir ese documento que la Fiscalía Anticorrupción buscaba.

Villarejo niega los hechos y arremete contra el diario que publica la información: "El citado documento, servido cómoda e impunemente en bandeja a un portal archivisitado desde la irrupción del caso que por desgracia lleva mi nombre, es la prueba viva, clamorosa y actualizada del despropósito que significa atribuirme por parte del juez a mí mismo y/o a mi entorno la autoría de tan rocambolescas y fraudulentas filtraciones, que no hacen sino provocar daños morales y en la salud a mi familia y a mí mismo, ahondando en los que ya padecemos en el último año y medio", se queja en el comunicado remitido a los medios por su abogado. 

Presuntas filtraciones

Villarejo vuelve a quejarse, como lleva manteniendo desde que fue enviado a prisión preventiva, de las presuntas filtraciones de la Fiscalía Anticorrupción y otros funcionarios a la prensa. Acusa a los funcionarios públicos de filtrar "ingente, averiado y contaminado material" inculpatorio.

"Es urgente identificar a estos individuos, -afirma-, son un auténtico peligro para la salvaguarda de las garantías en un Estado de Derecho como es España".