La ministra de Justicia, Dolores Delgado.

La ministra de Justicia, Dolores Delgado. EFE

Tribunales

Dolores Delgado: su locuacidad con Villarejo cambia en silencio ante los escándalos

La ministra de Justicia evitó a los periodistas en un acto este jueves y ha cancelado dos convocatorias en las últimas horas.

"No os voy a negar que esto de la política es complicado", comenzaba Dolores Delgado su intervención en la presentación de un libro la tarde de este jueves en el Congreso de los Diputados con un rostro que hacía intuir cierto agotamiento. Fue la única y velada referencia que hizo la ministra de Justicia al escándalo desatado tras salir a la luz los últimos audios sobre su conversación con el excomisario José Manuel Villarejo durante una comida en el año 2009. 

En aquel almuerzo, al que también asistió el exjuez Baltasar Garzón y el exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía, Enrique García Castaño, la ministra contó al comisario ahora investigado que vio cómo "unos compañeros del Supremo y la Fiscalía General estaban con unas menores" durante un viaje a Cartagena de Indias (Colombia) en el año 2007 para asistir a un seminario sobre prevención internacional de terrorismo. Una información que han negado a EL ESPAÑOL quienes acudieron al viaje. Por su parte, Villarejo contó a la entonces fiscal de la Audiencia Nacional que creó una red de prostitución para conseguir información sensible sobre personajes públicos, según ha publicado el digital Moncloa.com.

La locuacidad de Delgado en aquel encuentro con Villarejo ha mutado en silencio tras salir a la luz aquella conversación en la que ambos describieron presuntos delitos que no movieron a la entonces fiscal a actuar. Con las cámaras apostadas ante la sala Clara Campoamor, donde Delgado participaba en la presentación del libro Nuevos horizontes en el Derecho de la discapacidad del CERMI, la ministra de Justicia no quiso hacer declaraciones a los medios ni al inicio ni al final del acto, del que salió a toda prisa rodeada de escoltas. Los periodistas le lanzaron la pregunta de por qué no denunció los delitos descritos por Villarejo en aquella conversación y recibieron un silencio por respuesta. Les remitió al día 10 de octubre, cuando está prevista su comparecencia a petición propia en la Comisión de Justicia del Congreso. Si no da explicaciones hasta entonces, serán 13 días muda.

Cancelaciones en su agenda

En los dos últimos días, la ministra de Justicia ha ido retirando convocatorias de su agenda. El miércoles y jueves, suspendió dos actos públicos por "cambios en su agenda" a última hora.

El del miércoles era un acto de entrega de diplomas de la Facultad de Derecho de la Universidad de Zaragoza y un seminario sobre prevención de la violencia y discriminación por razón de sexo. El del jueves era la apertura del año académico de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid. Desde el Ministerio de Justicia no se dio otra explicación que "cambios en su agenda". En mitad del revuelo por la publicación de los mencionados audios, Delgado parece haber optado por un perfil mucho más discreto.