La narcoabogada Tania Varela

La narcoabogada Tania Varela Diario de Arousa

Tribunales CASO DÍAZ-MOÑUX

Tania Varela sobre su huida: "Alfonso (su novio asesinado) me dijo si me pasa algo vete"

Ha declarado como testigo en el juicio que se sigue contra el último acusado del asesinato de Alfonso Díaz Moñux que sólo ella presenció

Tania Varela, que ya cumple condena en la cárcel de Brians (Barcelona) por delitos de narcotráfico y que previamente se convirtió en la mujer más buscada por la Interpol, ha declarado este miércoles como testigo en el juicio por el asesinato de su expareja, el abogado Alfonso Díaz Moñux, en diciembre de 2008.

La abogada natural de Cambados (Pontevedra) ha sostenido que el asesinato de Moñux está directamente relacionado con que haya estado en paradero desconocido, huída de la Justicia y de la condena de 7 años de prisión y dos multas de 318 millones de euros que le impuso la Audiencia Nacional en 2011.

Según ha contado ante el Jurado Popular, antes de ser asesinado por unos sicarios, Díaz Moñux le dijo: "Si me pasa algo véte, yo protegeré a mis hijas". "Eso fue lo que me llevó a esta situación tan horrorosa" ha dicho con un tono de lamento. Según Varela, trasladó todo su dinero a casa de un hermano de Alfonso Díaz Moñux, según le recomendó éste, que nunca se lo ha devuelto y después se marchó.

Varela ha renunciado a recibir la indemnización de algo más de 100.000 euros que la Fiscalía reclama para ella al último acusado del asesinato, Miguel Ángel Durán Abad, que ya fue condenado a 23 años de prisión por estos hechos y huyó de la Justicia aprovechando que el juicio se tuvo que repetir por un fallo de veredicto. En octubre de 2017 se le pudo detener en Brasil y fue entregado a España el pasado febrero. De ahí que el juicio se esté celebrando nuevamente en la Audiencia Provincial para juzgarle por los hechos. Otras siete personas, tres españoles y cuatro colombianos, ya cumplen condena.

La narcoabogada Tania Varela afirma que huyó porque su pareja le dijo:"Si me pasa algo, vete"

Este miércoles, Tania Varela fue trasladada a Madrid desde la cárcel de Brions (Barcelona), donde ya cumple condena tras ser detenida en Sitges el pasado mes de marzo. Ha pasado la noche en la cárcel de Soto del Real y esta mañana, hacia las 9.30 de la mañana, llegaba a la Audiencia Provincial de Madrid para declarar como testigo.

"No he superado aquello"

Con una discreta sudadera verde botella, unos vaqueros y un fular de lunares al cuello, la mujer ha contestado a las preguntas de la Fiscalía, el abogado de la acusación, y la defensa. Obligada a decir verdad salvo en las preguntas relativas a su fuga, que podían afectar a su situación de condenada por delitos de narcotráfico, ha dicho que "a día de hoy no he superado aquello", en referencia al asesinato del abogado madrileño, y ha negado haber reconocido a los hombres que dispararon dos veces contra el hombre mientras ella se encontraba en el asiento del copiloto. "No recuerdo absolutamente nada y si algo dije (en las declaraciones en comisaría tras el asesinato) fue porque me lo dijera Alfonso", ha dicho.  

En cuanto a si sabía que su novio, abogado de narcotraficantes y magnates de la mafia rusa, recibía amenazas los meses previos a su asesinato, la mujer ha dicho que "era un hombre muy cerrado y le decía únicamente lo que quería". "Para mí sicarios, hachís y Colombia eran totalmente ajenos hasta los hechos". Varela ha rechazado recibir la indemnización de algo más de 100.000 euros que la Fiscalía reclama para ella al acusado por daños a la pareja.

El abogado Alfonso Díaz-Moñux (segundo por la izquierda)

El abogado Alfonso Díaz-Moñux (segundo por la izquierda) EFE

El asesinato

Según la narcoabogada, aquel día de diciembre, Díaz-Moñux y ella se encontraban en el coche para entrar al garaje del domicilio de él, donde ambos vivían desde meses atrás, "quizá más de un año". Según su relato, ella se agachó para coger las llaves del bolso y entonces oyó dos golpes, "un ruido que nunca antes había oído", cuando se levantó a preguntarle a su pareja qué habían sido esos ruidos "él ya no contestaba", ha relatado. Según ha explicado, vio dos siluetas en la parte izquierda del garaje que se fueron muy rápidamente y que le parecieron de hombres. 

Días antes del asesinato, ambos iban paseando por la calle y Moñux le dijo que había unos hombres en un banco que les vigilaban. Según ella, se dio la vuelta pero no pudo ver quiénes eran. 

La abogada ha defendido que cuando ocurrieron los hechos quedó en shock y "a mí nadie me trató", por lo que asegura que no ha podido digerir lo ocurrido y no recuerda apenas nada. No recuerda, por ejemplo, si su novio le dijo que aquella tarde tendría una reunión en el hotel Velázquez de la capital con el abogado José Aliste, tras la que se encontraron antes del asesinato. 

El narco David Pérez Lago, hijastro de Laureano Oubiña

El narco David Pérez Lago, hijastro de Laureano Oubiña

Relación con David Pérez-Lago

Durante su declaración también ha salido a la luz David Pérez-Lago, uno de los narcotraficantes detenidos en la red del narcotraficante gallego Sito Miñanco e hijastro de Laureaño Oubiña.

Tania Varela tuvo una relación sentimental con él antes de estar con Díaz Moñux y fue su abogada. Precisamente los hechos por los que se la ha condenado a siete años de prisión por un delito de narcotráfico están relacionados con el tiempo que fue defensora de Pérez Lago. Que la red de éste estuviera detrás del asesinato de Moñux es otra de las sospechas, pues aunque los sicarios cumplen condena, todavía no se ha podido determinar quién ordenó el asesinato.

Preguntada sobre si Díaz Moñux le mencionó alguna vez a Pérez Lago, Varela ha dicho que "igual que me mencionaba a otra gente". En cuanto a si que Moñux la defendiera en este caso relacionado con Pérez Lago pudo traer problemas al abogado, la mujer ha dicho: "sí, pero no por mí, sino por temas que había entre ellos".