Tribunales

Jordi Sànchez se encara con Llarena: "No se puede ser juez y víctima"

El juez le responde que sus letrados pueden recurrir todas sus decisiones, "como están haciendo".

El expresidente de la organización independentista Asamblea Nacional Catalana y frustrado candidato a ser investido presidente de la Generalitat se ha encarado esta mañana de forma directa con el magistrado Pablo Llarena durante su comparecencia en el Tribunal Supremo tras ser procesado por presuntos delitos de rebelión y malversación de fondos públicos.

"No se puede ser juez y víctima", ha manifestado Sànchez al instructor, reprochándole su "falta de objetividad" porque en la página 54 del auto de procesamiento el magistrado se refiere a la estrategia independentista como "la estrategia que sufrimos".

Sànchez también aludió a que el magistrado le ha denegado dos veces el permiso de excarcelación solicitado para acudir a la sesión de investidura en el Parlamento catalán, sin tener en cuenta el escrito en el que el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas registró una queja presentada por el expresidente de ANC por la supuesta vulneración de sus derechos políticos. 

Jordi Sànchez manifestó, asimismo, que el proceso que instruye el Supremo es "una causa general" que se dirige no contra personas determinadas sino contra un "colectivo" -el independentista- "por sus ideas".

Según fuentes presentes en la comparecencia, Sànchez ha sido "muy duro" y ha hablado mirando fijamente a Llarena. Cuando ha terminado, el instructor le ha contestado que todas y cada una de sus decisiones pueden ser recurridas por la defensa, "como ya está haciendo".

Con anterioridad ha comparecido ante el instructor el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras, que ha sostenido que el proceso del Supremo "vulnera la libertad ideológica" y afirmó que el Gobierno catalán no gastó en el referéndum "ni un solo euro".

El expresidente de Omnium, Jordi Cuixart, fue el más breve de los tres y coincidió con Junqueras y Sànchez en denunciar la presunta vulneración de las libertades de pensamiento y de expresión.