El exdirector de los Mossos d'Esquadra, Pere Soler.

El exdirector de los Mossos d'Esquadra, Pere Soler. EFE

Tribunales AUDIENCIA NACIONAL

La Fiscalía pide ampliar la investigación por sedición a Pere Soler y César Puig

Considera que el exdirector de los Mossos d'esquadra y el secretario general de Interior tuvieron un papel relevante para que se celebrara el referéndum del 1-O.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado a la jueza Carmen Lamela, que investiga la causa de sedición contra Josep Lluis Trapero por la responsabilidad en los hechos ocurridos los días 20 y 21 de septiembre y durante el referéndum del 1 de octubre, que amplíe la investigación por sedición a Pere Soler y César Puig, exdirector de los Mossos d'esquadra y secretario general de la consejería catalana de Interior, respecctivamente.

El Ministerio Público considera que "la actuación o inacción del Cuerpo de Mossos d'Esquadra siguió la pauta anunciada previa y públicamente por los responsables políticos Joaquim Forn, Pere Soler Campins, y César Puig" para permitir que se celebrara el referéndum e impedir "el cumplimiento de las resoluciones judiciales dictadas al efecto".

Según el escrito remitido a la juez por el teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Miguel Ángel Carballo, "no existió por parte de Policía Autonómica un verdadero dispositivo orientado a impedir la celebración del referéndum, obligando a la intervención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en un marco de oposición y resistencia perfectamente organizado, que dificultó en sobremanera el cumplimiento de las órdenes emanadas del TSJC".

Considera que lo que permitió este hecho fue la "connivencia de los más altos responsables de la Consejería de Interior, la estructura de mando del Cuerpo de Mossos d'Esquadra y de los organizadores y grupos de defensa del referéndum ilegal", como también sostenía la jueza en su último auto emitido para pedir una segunda imputación por sedición contra Trapero por su responsabilidad en los hechos durante el referéndum del 1 de octubre.

Por estos hechos solicitan que se investigue a los responsables políticos de los Mossos e interior por el mismo delito de sedición por el que Josep Lluis Trapero y Joaquim Forn continúan en prisión preventiva.

La Fiscalía recuerda que Soler y Puig llegaron a sus puestos en julio para ocupar los puestos de quienes dieron un paso atrás en el camino emprendido por el soberanismo: "los cambios en el Gobierno de la Generlitat tenían como objetivo sustituir a aquellos consejeros que no se mostraban totalmente dispuestos a asumir las consecuencias de continuar con el proceso a la independencia, y eran sucedidos por otros que por el contrario sí se ofrecían a llegar al final con dicho proceso", se puede leer en la petición remitida a la jueza.

Conversación sobre la 'contravigilancia'

El Ministerio Público recuerda una conversación intervenida y enviada al juzgado de instrucción número 13 de Barcelona en la que Pere Soler hablaba con el director general de Patrimonio catalán, Francesc Sutrías, sobre contravigilancia. En dicha conversación del 29 de septiembre, Soler comenta que ha aumentado la contravigilancia y Sutrías pide que no hable de escoltas. Según el escrito de la Fiscalía "todo ello es signo de la actuación clandestina y conscientemente ilegal de los implicados".