Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez 'El Bigotes' en la Audiencia Nacional.

Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez 'El Bigotes' en la Audiencia Nacional. EFE

Tribunales CASO GÜRTEL

Correa declara que no conocía a los políticos valencianos y que trataba con el PP nacional

El presunto cabecilla de la trama dice que el partido le indicó a qué empresarios debía facturar "si quería cobrar" los trabajos realizados para las campañas electorales.

El presunto cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, comienza a dar muestras de su intención de colaborar con la Justicia para ver rebajada su pena. Durante su declaración en la segunda sesión del juicio de Gürtel Valencia en la Audiencia Nacional, ha puesto por primera vez un nombre concreto sobre la mesa, el de Ricardo Costa. Correa ha apuntado al exsecretario general del Partido Popular de la Comunidad Valenciana como la persona que habría indicado a su número dos, Pablo Crespo, a qué empresarios debía facturar los trabajos de publicidad realizados para la campaña de las elecciones municipales de 2007 y la de las generales de 2008 en dicha comunidad.

Sin embargo, la declaración de Francisco Correa ante el juez José María Vázquez Honrubia apunta a instancias más altas dentro del PP a pesar de que en esta causa no se le considere partícipe a título lucrativo.

Correa ha relatado ante el juez, a preguntas de la Fiscalía, que su relación con el Partido Popular nacional era "total" mientras que con el de la Comunidad Valenciana era "ninguna", un dato en el que ha insistido en varias ocasiones. A pesar de ello, sus empresas fueron adjudicatarias de la práctica totalidad de los contratos de publicidad para las campañas electorales de dicho partido en la comunidad.

Su cliente "principal y único durante años"

Durante su declaración en sede judicial, el líder del Grupo Correa ha vuelto a recurrir al cinismo, la altanería y la espectacularidad a los que que ya tiene acostumbrados tanto al Ministerio Fiscal como a las defensas de las otras partes y la acusación ejercida por el PSOE, la única a la que ha decidido no contestar "porque me aumentan otros seis meses de prisión", ha ironizado.

Durante la exposición de los hechos ha hecho hincapié en su deseo de colaborar con la Fiscalía con todos los datos que recuerde. En este sentido ha confesado que sólo habló una vez por teléfono con Ricardo Costa, quien le manifestó su preocupación porque el PP nacional no le tuviera en cuenta y que tan solo coincidió con Francisco Camps (expresidente del PP de la Comunidad Valenciana) en la boda de Álvaro Pérez 'El Bigotes'. Sin embargo, ha recordado que tenía muy buena relación con los miembros del PP de Génova, para quienes trabajó durante más de 30 años. De hecho, ha insistido en que en algunas épocas trabajó exclusivamente para el PP, que "le absorvió" por la cantidad de trabajo que le daba.

"Fue mi principal y único cliente durante años, y todavía me debe un millón de euros" ha relatado ante los presentes. Con ese dato ha justificado que siempre haya querido "cobrar sus servicios fuera como fuera, a pesar de que a Pablo Crespo (exsecretario de Organización del PP gallego) no le gustara pasar facturas a los empresarios porque sabía que le iba a traer problemas como se ha demostrado", ha confesado ante el juez