Pintadas contra el juez Ramírez en Port de la Selva (Gerona).

Pintadas contra el juez Ramírez en Port de la Selva (Gerona). E.E.

Tribunales

El juez que investiga el referéndum del 1-O, ingresado en un hospital de Barcelona

Juan Antonio Ramírez está de baja por enfermedad desde el lunes, confirmaron fuentes judiciales. En las últimas semanas había sido objeto de actos hostiles de los separatistas.

El titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, Juan Antonio Ramírez, que investiga desde el pasado febrero los posibles delitos relacionados con el referéndum ilegal del 1-O, se encuentra desde el pasado lunes ingresado en un hospital de la Ciudad Condal.

Fuentes judiciales confirmaron a EL ESPAÑOL que el magistrado, sometido a una gran presión en los últimos meses y que ha sido objeto de actos hostiles con motivo de los registros y detenciones que ordenó practicar el pasado 20 de septiembre, se encuentra de baja por enfermedad, aunque no supieron precisar el alcance. Sí indicaron que Ramírez estará apartado de la actividad jurisdiccional bastante tiempo.

Juan Antonio Ramírez ordenó el 20 de septiembre la detención de Josep María Jové, que fue número dos del exvicepresidente catalán Oriol Junqueras, y de otros cargos y funcionarios que presuntamente intervinieron en el referéndum independentista suspendido por el Tribunal Constitucional. Miles de separatistas se concentraron en señal de protesta en la Ciudad de la Justicia y dejaron flores en el Juzgado de Instrucción número 13.

En las semanas siguientes los radicales realizaron pintadas ofensivas contra el juez tanto en su domicilio como cerca de su segunda residencia en El Port de la Selva (Girona), en la Costa Brava. El propietario de esta vivienda decidió no renovar el contrato de alquiler a Ramirez.

La noticia ha conmocionado a los jueces de Barcelona, especialmente tras los fallecimientos del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, y del fiscal superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, los días 18 y 27 de noviembre pasados. Ambas autoridades, como Ramírez, se encontraban intensamente implicadas en la investigación de las responsabilidades penales relacionadas con el proceso independentista catalán.

El trabajo realizado por Ramírez y los agentes de la Guardia Civil a sus órdenes está siendo clave para desentrañar el pròces, hasta el punto de que el instructor de la causa por rebelión abierta en el Tribunal Supremo contra Puigdemont y sus exconsejeros ha solicitado al Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona varias de sus actuaciones.