Julián Sánchez Melgar, magistrado del Tribunal Supremo candidato a ser el próximo fiscal general del Estado.

Julián Sánchez Melgar, magistrado del Tribunal Supremo candidato a ser el próximo fiscal general del Estado. Efe

Tribunales

Melgar anuncia una respuesta "serena, firme y proporcionada" al proceso separatista

"No alcanzo a comprender por qué se cumple la ley en una parte del territorio del Estado y no en otra", dice en su comparecencia ante la Comisión de Justicia del Congreso.

El magistrado Julián Sanchez Melgar, futuro fiscal general, ha garantizado este martes en la Comisión de Justicia del Senado que "si se reiteran actuaciones de desobediencia o desprecio a la Constitución" la Fiscalía dará una respuesta "serena y firme, pero proporcionada".

Sanchez Melgar cumplimenta el requisito de que el candidato propuesto por el Gobierno para dirigir el Ministerio Público se 'examine' ante la Comisión de Justicia de la Cámara Baja.

El magistrado de la Sala Penal del Supremo ha prometido llevar a cabo una "defensa activa de España constitucional". "No alcanzo a comprender por qué se cumple la ley en una parte del territorio del Estado y no en otra".

Para Melgar, el proceso separatista catalán es "uno de los problemas más graves a los que se enfrenta la democracia" y, citando a Roosevelt, manifestó que "ningún hombre está por encima de la ley y ningún hombre está por debajo de la ley".

Se refirió a la neutralidad de la Fiscalía ante los posibles cambios de la Constitución por los cauces legales y garantizó que no "criminalizará" declaraciones o planteamientos de índole ideológica o política, sino solo actos contrarios a la ley.

El futuro fiscal general superó sin dificultades una comparecencia que, según coincidieron los grupos de la oposición, "carece de contenido" puesto que la Comisión de Justicia carece de posibilidades de influir en la designación.

Sanchez Melgar habló de "independencia" -no solo de autonomía funcional- respecto al Gobierno y aseguró que "no recibiré instrucciones sobre nada".

Los diputados Lourdes Ciuró (PdCat), Ester Capella (ERC) y Jaume Moya (Podemos) fueron especialmente ácidos con el candidato, cuya idoneidad cuestionaron sobre la base de que algunas de sus decisiones pasadas como juez no les han gustado. A raíz de esas críticas, Sánchez Melgar entró a explicar su posición sobre la doctrina Parot, recordó que presidió la Sala que aumentó las penas por el asalto a Blanquerna y que también votó a favor de absolver al exjuez Garzón por el caso de la memoria histórica. No contestó a las alusiones de Moya sobre su antigua amistad con el exministro Angel Acebes, imputado en el caso Bankia.

El portavoz de Ciudadanos, José Ignacio Prendes, concedió a Melgar "el beneficio de la duda" porque "será su actuación la que nos dirá si es el fiscal general de todos o del Gobierno".

Juan Carlos Campo, portavoz del PSOE, sostuvo que, "sobre todo en los últimos tiempos", la Fiscalía "se ha puesto más al servicio del Gobierno que de la ciudadanía". "Mi grupo espera un enorme rigor en su actuación, vamos a estar vigilantes", dijo a Melgar.

La representante de la mayoría popular, María Jesús Moro, reprochó a los portavoces de los grupos de la oposición que intentarán "sembrar la desconfianza" sobre la base de "críticas que no se basan en verdades". "Primero critican y luego ya veremos", dijo la portavoz del PP, que afirmó que la oposición recurre a "argumentos peregrinos e insidias para denigrar a las instituciones con el fin de atacar al Gobierno".