El excoronel y exviceministro de Defensa Inocente Montano.

El excoronel y exviceministro de Defensa Inocente Montano. EFE

Tribunales CASO ELLACURÍA

El coronel salvadoreño que ordenó la matanza de cinco jesuitas españoles, a prisión

Inocente Montano es el único militar, entre los acusados del asesinato de Ignacio Ellacuría y otros cinco jesuitas, que Estados Unidos ha entregado España.

Un furgón de la Policía Nacional recorría la mañana de este jueves el centro de Madrid, parapetando a una ambulancia en la que el excoronel salvadoreño Inocente Montano era trasladado a la Audiencia Nacional.

Sobre una silla de ruedas, el militar y exviceministro de Defensa se dirigía a la esperada sesión con el juez Manuel García Castellón. Es el único miembro de todo el grupo de gobernantes salvadoreños que será juzgado en España por ordenar en 1989 el asesinato de cinco jesuitas españoles, uno salvadoreño, la limpiadora de éstos y su hija.

Está acusado de cinco delitos de asesinatos terroristas y crímenes de Lesa Humanidad por participar activamente en la decisión y el diseño del asesinato, el 16 de noviembre de 1989, del jesuita y teólogo de la Liberación Jesús Ellacuría y sus compañeros españoles Ignacio Martí Baró, Segundo Montes Mozo, Amando López Quintana y Juan Ramón Moreno Pardo. Los jesuitas murieron fusilados, recibieron varios disparos en la espalda, tumbados sobre el suelo, tras ser sacados por sorpresa y a rastras, mientras daban clase en la facultad.

El gobierno militar de El Salvador les consideraba una amenaza para el pueblo por estar influidos por las ideas del bloque comunista e introducir las teorías anti capitalistas y contra Estados Unidos entre la juventud.

LUCHA HISTÓRICA

Los abogados de las familias de los jesuitas asesinados hace 28 años, Almudena Bernabéu y Manuel Ollé, han recorrido un arduo camino hasta conseguir que Estados Unidos entregue a España a uno de sus verdugos.

El resto de militares salvadoreños ya está en libertad. La justicia de El Salvador no ha colaborado con España e incluso aprobó, en 1993, la Ley de Amnistía General de El Salvador que protege a los involucrados en delitos durante la guerra civil. 

Inocente Montano perteneció, según redacta el juez García Castellón en su auto, a un "grupo cerrado de militares que ocupaban todas las posiciones clave del ejército y el gobierno salvadoreños" y que "participaron activamente en la decisión y diseño del asesinato" de los jesuitas en la Universidad Centro Americana José Simeón Cañas. 

El abogado de Montano, Antonio Alberca, ha pedido trasladar su declaración al próximo lunes puesto que "no le ha dado tiempo a prepararla al haber llegado al aeropuerto de Barajas" la mañana de este jueves, según ha explicado a los medios. Ha pedido al juez que el militar fuera trasladado a un centro médico o una residencia de ancianos por su mal estado de salud, aunque el juez ha decidido enviarlo a prisión.

El relato que haga Montano la próxima semana arrojará luz sobre el caso Ellacuría, por el que las familias de los asesinados llevan luchando casi 30 años para que se haga justicia.