Momento del vídeo del programa de José Mota.

Momento del vídeo del programa de José Mota.

Tribunales

Homenajea a Maza con el vídeo con el que se partía de risa: el fiscal contra el "concejal ibérico"

Veía una y otra vez la parodia de la lucha contra la corrupción municipal en la que José Mota imitaba a Rodríguez de la Fuente.

Una de las facetas menos conocidas de la personalidad de José Manuel Maza era su acusado sentido del humor. "Era muy divertido, y más aún socarrón", recuerda una persona que lo trató recientemente. "Pero de quien más se reía era de sí mismo".

Maza era el primero en referirse a sí mismo como a "Mazinger", el apodo con que algunos compañeros de judicatura le conocían y que estaba siendo utilizado por el separatismo catalán para presentarle como un personaje autoritario y agresivo. Era incluso capaz de evocar, gesticulando, las supuestas taras físicas y mentales, que algunos le atribuían en las redes sociales.

Maza se tomaba su función como Fiscal General muy en serio, pero desdeñaba con humor las caricaturas que se hacían sobre el ministerio público y disfrutaba con las bromas sobre su celo al perseguir el delito. Por eso, su vídeo favorito era la parodia de la lucha contra la corrupción en la que el humorista José Mota imitaba a Félix Rodríguez de la Fuente.

Como si se tratara de un capítulo de la mítica serie "El Hombre y la Tierra", Mota describía las distintas variantes del "concejal ibérico" y su irrefrenable tendencia a recibir todo tipo de comisiones, coimas y sobornos. El momento clave del vídeo llegaba cuando un enlutado fiscal caía desde la rama de un árbol sobre uno de estos especímenes y se enzarzaba con él en una lucha sobre el terreno, hasta empapelarlo.

"Podía verlo cien veces seguidas y se reía como la primera vez", recuerda uno de sus amigos juristas. "La última vez lo vimos hace catorce días en su casa, pues había descubierto que lo podía poner en su televisor".

Reproducir este vídeo es uno de los mejores homenajes que cualquiera puede hacer hoy al Fiscal General súbitamente fallecido.