Tribunales

Muere el Fiscal General del Estado, José Manuel Maza, de una infección en Buenos Aires

"La justicia y el derecho pierden a uno de sus más destacados profesionales", ha confirmado Catalá.

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha fallecido este sábado en Buenos Aires Maza tras haber sido ingresado de urgencia en una clínica de la capital argentina en la que ha sido atendido de un proceso infeccioso grave renal del que ha informado la propia Fiscalía.

La infección renal se complicó y pasó a ser generalizada, según han confirmado fuentes de su entorno.

La muerte la ha confirmado el ministro de Justicia con un tuit. "Descanse en paz José Manuel Maza. Un extraordinario jurista y servidor público. La justicia y el derecho pierden a uno de sus más destacados profesionales".

Maza se sintió indispuesto mientras participaba en la reunión de la Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos (AIAMP), que se ha celebrado en la capital argentina. Los médicos aconsejaron su ingreso hospitalario.

Rajoy ha agradecido su labor. "Mi reconocimiento y agradecimiento por una vida de trabajo al servicio del Estado", ha escrito en un tuit el presidente del Gobierno. "Mi sentido pésame a su familia, amigos y compañeros. Descanse en paz".

También Pedro Sánchez ha lamentado la muerte de Maza y ha dado el pésame a través de Twitter a sus familiares.

Magistrado de lo Penal del Tribunal Supremo, Maza fue nombrado Fiscal General del Estado en 2016 en sustitución de Consuelo Madrigal, quien después de dos años en el cargo cesó al final de la legislatura. Nacido en Madrid, el 23 de octubre de 1951, era licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid desde 1973, es además, diplomado en Criminología por la misma universidad.

En 1976 ingresó en la carrera judicial y como juez prestó sus servicios en los juzgados de Cangas (Pontevedra), Alacuás (Valencia), Alcorcón número 1 (Madrid) y en el juzgado de distrito número 9 de Madrid.

En junio de 1988 ascendió a magistrado y fue nombrado presidente de la sección primera de la Audiencia Provincial de Madrid, donde permaneció hasta su nombramiento, el 23 de enero de 2002, como magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo. Maza Martín fue elegido por 12 votos, frente a los ocho que obtuvo Margarita Robles, para cubrir una vacante en la citada Sala.

Tras las elecciones generales de junio de 2016, en noviembre fue propuesto como fiscal general y el día 25 de esa misma fecha, el Consejo de Ministros confirmó su nombramiento como fiscal general del Estado, una vez recibido el aval del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

En su año como fiscal general del Estado destacaron las querellas que presentó en la Audiencia Nacional contra el expresidente catalán Carles Puigdemont y 13 exconsejeros del Govern por rebelión, sedición y malversación; y en el Supremo, por esos mismos delitos, contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y cinco miembros de la Mesa que tramitaron la declaración de independencia. Anunció las querellas en su última aparición pública el pasado 30 de octubre.

Defendió en Informe Semanal, de TVE, la querella por delito de rebelión contra el cesado Govern de la Generalitat, afirmando que no necesita ser cruenta como en los alzamientos militares del siglo XIX.

"Gracias a Dios, no ha habido derramamiento de sangre, ni armas, pero eso no lo requiere el tipo básico de la rebelión, el Tribunal Supremo en la sentencia del 23-F señalaba que dicha conducta no necesita ser cruenta como en los tiempos de los pronunciamientos militares del siglo XIX donde ahí se hablaba en los códigos de alzarse en armas",  dijo Maza.