Ferrán López junto a Josep Lluis Trapero en la Audiencia Nacional.

Ferrán López junto a Josep Lluis Trapero en la Audiencia Nacional. EUROPA PRESS

Tribunales DESAFÍO SECESIONISTA

El sustituto de Trapero defiende su actuación durante el 20S

El mayor de los Mossos d'Esquadra, Ferran López, ha explicado este viernes en calidad de testigo ante la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela que el pasado 20 de septiembre los Mossos d'Esquadra no pudieron acceder con vehículos oficiales a las inmediaciones de la Consejería de Economía donde la Guardia Civil practicaba registros por la cantidad de gente concentrada en el lugar.

El sustituto de Trapero nombrado por el Ministerio de Interior respalda así la versión que su jefe mantuvo ante la juez por la responsabilidad del cuerpo catalán en el asedio a la consejería catalana.

Tanto Ferrán como los otros tres miembros de los Mossos (un comisario y dos agentes del Área de la Brigada Móvil) que han declarado como testigos a petición de Trapero este viernes en la Audiencia Nacional han mantenido la misma tesis que su exjefe. Han explicado que aunque la Guardia Civil les apeló a crear un cordón con los vehículos, ellos optaron por la mejor opción que fue acceder andando con el fin de evitar problemas de orden público.

Los testigos, que no han aportado documentación a la causa, estaban citados a las 9.30 horas de esta mañana en la sede de la Audiencia Nacional y la han ido abandonado sin hacer declaraciones a los medios que aguardaban a su salida. En el caso de Ferrán, ha salido pasadas las 11.30 horas y lo ha hecho solo.

Trapero, investigado por sedición

En su segunda declaración ante la juez el pasado 16 de octubre, Trapero explicó que no se pudo crear un cordón de seguridad frente a esta consejería los días 20 y 21 de septiembre sin causar un problema de orden público. Los manifestantes acudieron al lugar para protestar por los registros y detenciones ordenados por el juez de instrucción número 13 de Barcelona contra los miembros del gobierno catalán que preparaban el referéndum ilegal del 1 de octubre.

Los incidentes ocurridos esas jornadas provocaron destrozos en diversos coches de la Guardia Civil e impidieron a los agentes y la comitiva judicial que estaba practicando el registro en el edificio abandonar el mismo ante el tumulto de personas que se concentraban en la puerta.

Por estos mismos hechos se investiga en esta causa a la intendente Teresa Laplana y a los líderes de las entidades soberanistas ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, en prisión provisional por estos hechos desde el pasado 16 de octubre.

En el interrogatorio de este viernes han estado presentes los letrados de los exmiembros del Govern investigados en esta misma causa por los delitos de sedición, rebelión y malversación. El exvicepresidente catalán Oriol Junqueras y otros siete exconsejeros permanecen en prisión preventiva tras declarar ante la magistrada el pasado dos de noviembre tras declarar ante la titular del Juzgado Central de Instrucción número 3.