Reunión del Consejo de Ministros este miércoles

Reunión del Consejo de Ministros este miércoles E.E.

Tribunales

Rajoy dirige a Puigdemont el requerimiento que activa el artículo 155

El Gobierno exige al presidente catalán una posición definida sobre si ha declarado la independencia, antes de adoptar cualquier medida.

María Peral Jorge Sáinz Ana I. Gracia

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado este mediodía en una breve comparecencia en el Palacio de La Moncloa que va a enviar al presidente catalán, Carles Puigdemont, un "requerimiento formal" para que "confirme si ha declarado la independencia de Cataluña al margen de la deliberada confusión creada sobre su entrada en vigor".

Tal como ha adelantado EL ESPAÑOL, el envío del requerimiento ha sido decidido tras la reunión del Consejo de Ministros celebrada esta mañana con carácter extraordinario después de que ayer Carles Puigdemont "presentase" los resultados del referéndum del 1-O y "asumiese" el "mandato de que el pueblo de Cataluña se convierta en un estado independiente en forma de república".

Aunque al segundo siguiente Puigdemont "suspendió los efectos de la declaración de independencia", en el Gobierno se considera que el presidente catalán ha llegado a un punto de rebeldía inaceptable.

Rajoy ha confirmado que se trata de un requerimiento "previo a cualquiera de las medidas que el Gobierno puede adoptar al amparo del artículo 155 de la Constitución".

El Ejecutivo, pues, ha activado esa vía que le faculta a adoptar medidas ante el incumplimiento por parte de una comunidad autónoma de las obligaciones derivadas de la Constitución.

El requerimiento inicia el camino del artículo del 155 aunque con un carácter más político que de 'amenaza' de adopción de medidas más drásticas que, en todo caso, siguen abiertas y que se materializarán o no en función de la respuesta del presidente de la Generalitat de Cataluña.

Rajoy ha pedido por última vez a los dirigentes políticos catalanes que "atiendan al clamor" y a las "peticiones" desde tantos "ámbitos que se les ha hecho llegar" para "recuperar la convivencia armónica y la seguridad jurídica en Cataluña". Por su parte, el jefe del Ejecutivo adelanta que seguirá actuando como "hasta ahora: con prudencia y responsabilidad".