El ministro de Consumo, Alberto Garzón, se reafirma en sus críticas al Rey tras su llamada al presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes, al asegurar que "hice lo correcto" al denuncia que la monarquía maniobró contra el Gobierno "incumpliendo de ese modo la constitución que impone su neutralidad, mientras es aplaudida por la extrema derecha". "Es sencillamente insostenible", dijo.

Noticias relacionadas

"Lo que hice fue defender la neutralidad de las instituciones y la Constitución", ha afirmado Garzón, que a la pregunta de si volvería a escribir ese mensaje ha respondido que "no volvería a escribirlo porque ya lo escribí". "Estoy de acuerdo y lo que hice fue correcto", ha insistido en una entrevista en RNE.

El titular de Consumo ha señalado que la monarquía "tiene que ser neutral" y que "cuando uno se sale del carril hay que denunciarlo". "Y eso es lo que yo hice. Aquí ha habido una llamada inapropiada", ha opinado. 

En esta línea, Garzón ha criticado que "la derecha está utilizando la monarquía para lanzársela a la cabeza a quienes no piensan como ellos" y ha negado habe recibido aviso alguno por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y de la vicepresidenta Carmen Calvo. "Estamos en un Gobierno de coalición y hay voces diferentes", ha apuntado.

Sobre el debate entre monarquía o república, Garzón ha explicado que ahora no es un prioridad, como sí lo es la crisis social que vive España tras la pandemia de coronavirus. 

Sobre Madrid y Ayuso

Respecto al cierre perimetral de Madrid y otros nueve municipios de la región, Alberto Garzón, no contempla que su presidenta, Isabel Díaz Ayuso, no cumpla con la orden publicada en el BOE que establece restricciones a la movilidad para los municipios con mayor incidencia de coronavirus, porque es de "obligado cumplimiento".

Garzón ha criticado los bandazos del Ejecutivo de Ayuso después de que rechazasen el acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud al que previamente habían dado el visto bueno. "Las razones de la marcha atrás no las conocemos. Supongo que será para desgastar al Gobierno", ha sostenido.

"Yo a la presidenta Ayuso no la entiendo. No termino de entender su actitud", ha asegurado Garzón, que ha señalado de forma directa a la propia Ayuso como la responsable de la disputa. "El problema ha estado en Ayuso. Ni siquiera en el vicepresidente Aguado, que ha tenido posiciones distintas", ha sostenido.

Así, el titular de Consumo se ha preguntado el motivo de las "oscilaciones tan radicales" en la opinión del Partido Popular. "24 horas antes de firmar ese acuerdo todo el mundo estaba de acuerdo. Ha habido una decisión política probablemente procedente de Génova para hacer descarrilar un acuerdo basado en criterios sanitarios, no hay criterios políticos", ha aseverado.