Francesc de Carreras, Nicolás Redondo y César Antonio Molina, en un acto de 'La España que reúne'.

Francesc de Carreras, Nicolás Redondo y César Antonio Molina, en un acto de 'La España que reúne'.

Política LA ESPAÑA QUE REÚNE

Exdirigentes del PSOE rechazan los pactos del Gobierno con 'indepes' y nacionalistas

'La España que reúne' manifiesta su rechazo a las políticas basadas en el "cuanto peor, mejor" y apela a la "centralidad política".

Noticias relacionadas

Exdirigentes del PSOE como Joaquin Leguina y Nicolás Redondo han expresado este lunes su "más contundente rechazo" a los pactos del Gobierno con partidos independentistas y nacionalistas ya que producen, opinan, "la marginación de los grandes consensos" que representan los partidos constitucionales.

Lo han afirmado en un manifiesto emitido por La España que reúne, un club de opinión en el que están integrados académicos y exdirigentes políticos como Leguina, Redondo, el fundador de Ciudadanos, Francesc Carreras, y José María Múgica, hijo del socialista asesinado por ETA en 1996, entre otros.

En el mismo manifiestan su rechazo a las políticas basadas en el “cuanto peor, mejor” y "en la marginación de los grandes consensos de una parte muy significativa de la sociedad española, representada por el resto de los partidos constitucionales", sin citar a fuerzas como PP o Ciudadanos.

"Tanto una política como otra favorece a los extremistas y a la desvertebración de la sociedad, con los peligros que estas irresponsabilidades arrastran", sostienen en el manifiesto.

"Centralidad política"

Por ello, La España que reúne apela a "la moderación, la centralidad política" y al "espíritu reformista" en contraposición con las irresponsabilidades" de los partidos que actúan como si la sociedad española "hubiera perdido todo nervio ético" o "toda la fuerza moral".

Además, piden que no vean en la discrepancia con determinadas cuestiones ideológicas "un enemigo al que batir" o "un facha" y hacen un llamamiento nuevamente a la moderación y al consenso para, también, impedir los intentos de otros partidos que representan a "los populismos de derechas" de devolver España "al pasado".