Parlamento del País Vasco.

Parlamento del País Vasco. Efe

Política INVESTIDURA DE PEDRO SÁNCHEZ

'Capote' del PSE al PNV en el Parlamento: bloquean debatir sobre corrupción en plena negociación

Bildu ha pedido un pleno sobre el 'caso De Miguel', la mayor trama de corrupción vinculada a exdirigentes del PNV, que no se debatirá en enero.

Noticias relacionadas

El 'caso De Miguel', la mayor trama de corrupción vinculada a exdirigentes del PNV, no se debatirá en el Parlamento de País Vasco. El PNV y su socio de Gobierno, el PSE, bloquearon este viernes que la Cámara celebre el próximo mes de enero un pleno sobre corrupción. Ambas formaciones tienen mayoría en la Mesa del Parlamento y el PSE ha sumado su voto al del PNV como gesto en plenas negociaciones de la investidura de Pedro Sánchez. 

Según el reglamento de la Parlamento vasco, enero es mes inhábil y solo puede haber pleno si se considera que el tema en cuestión es urgente. El pleno en cuestión había sido solicitado por EH Bildu, sin embargo, ha sido rechazado. "Acabamos de conocer la mayor condena por corrupción política del País Vasco, pero el PNV dice que no es urgente debatir sobre la corrupción", ha criticado la portavoz de EH Bildu, Maddalen Iriarte.

Pero la Mesa, con el apoyo del PNV y el PSE, no solo ha vetado este pleno, también ha rechazado convocar a la Diputación Permanente para abordar este debate. "¿Dónde está la transparencia de la que hablan?. La sociedad vasca pide hechos. No es suficiente con que el lehendakari pida perdón, hay que tomar medidas de tolerancia cero y para eso no hay que poner palos en la rueda", ha insistido Iriarte, que considera que el partido de Andoni Ortuzar "no tiene ningún interés en atajar la corrupción".

PP: "El PNV ha reaccionado mal"

El portavoz parlamentario del PP vasco, Borja Sémper, ha sostenido que el PNV ha "reaccionado mal" ante el caso De Miguel, al igual que reaccionó "mal" el PP "en ciertos episodios" del 'caso Bárcenas' o el PSOE ante los ERE de Andalucía".

En declaraciones a Radio Euskadi, Sémper ha considerado no obstante que la corrupción "no entiende de banderas, partidos o siglas", ya que "hay caraduras y jetas en todos los aspectos de la vida, también en los partidos políticos". A su entender, lo importante es cómo reaccionar ante los corruptos cuando las formaciones políticas conocen los casos y "cómo reaccionamos ante los casos de corrupción cuando afectan a nuestro partido".

En referencia al caso De Miguel, ha afirmado que resulta "poco edificante que personas que estaban inmersas en un proceso judicial hayan mantenido puestos públicos o una posición de cierto privilegio con respecto a la administración". "Esto me parece mal e inédito. Me parece inédito que no hayan cesado en sus cargos y responsabilidades. Es una mala reacción, negativo", ha añadido.

La advertencia del PNV a Sánchez

En plenas negociaciones de la investidura de Pedro Sánchez, el responsable de Política Institucional del PNV, Koldo Mediavilla, le ha advertido de que "lo que está en juego es mucho más que un acceso a la Moncloa o la configuración de una mayoría de carácter reformista", de tal forma que se trata de "poder abordar de una manera efectiva, seria y duradera, la construcción de un verdadero estado plurinacional en el que se reconozca sin traumas ni complejos la identidad nacional de Euskadi y Cataluña".

En un artículo publicado en su blog, Mediavilla critica que junto a los "euroescépticos británicos del Brexit", en España "permanece ese gen antieuropeo que, de vez en cuando, como ahora con la sentencia del caso Junqueras".

A pesar de ello confía en que ERC "se arme de coraje y se eche a la espalda la responsabilidad histórica de desbrozar un camino que permita el tránsito democrático".