El líder de Vox, Santiago Abascal, este domingo.

El líder de Vox, Santiago Abascal, este domingo. Reuters

Política ELECCIONES GENERALES 10-N

Vox mantiene su veto a El Español tras el 10-N y le impide acceder a la rueda de prensa de Abascal

"No cambiaremos nuestra posición con los medios dedicados a destrozar la legitimidad democrática de Vox", dice Abascal.

Noticias relacionadas

Vox mantiene su veto a este periódico. La formación de Santiago Abascal ha impedido a EL ESPAÑOL acceder a su sede nacional, en la madrileña calle Bambú, donde este lunes se celebraba un acto de partido para valorar los resultados electorales del 10-N.

Tras las elecciones generales de este domingo, en las que Vox arrasó y pasó a convertirse en tercera fuerza política nacional, el líder del partido ha celebrado una rueda de prensa para analizar el resultado. Sin embargo, en esa rueda de prensa el partido ha decidido que EL ESPAÑOL no esté presente.

Este veto se produce a pesar de la resolución emitida este viernes por la Junta Electoral Central, que decidió comunicar al partido de Abascal que no puede impedir el acceso de los periodistas a los actos de naturaleza electoral. "La decisión de la JEC sólo implica al Grupo Prisa, y hemos presentado un recurso  contencioso administrativo", comunicaba a un redactor de esta casa el jefe de prensa de Vox, Juan E. Pfüger.

Durante su rueda de prensa, y preguntado sobre los vetos, Abascal ha dicho que "no cambiaremos nuestra posición" con respecto a los "medios dedicados a destrozar la legitimidad democrática de Vox".

"Hemos leído editoriales del Grupo Prisa donde se decía que a Vox no se lo podía tratar como a otro partido, que había que aplicarnos un cordón sanitario. Todo eso aderezado que han criminalizado a los votantes de Vox. Y vamos a defender a nuestros votantes. No tratamos igual a todos los medios. A veces hemos percibido que se ha sobrepasado la crítica legitima. Tenemos la responsabilidad de defender a nuestro votante", ha dicho Abascal.

La Junta Electoral Central consideró en su resolución que prevalece la libertad de información y el pluralismo informativo, y por ello, trasladó a Vox la decisión en la que le comunica que no puede impedir a los periodistas asistir a sus actos electorales.

"No son periodistas, son activistas"

La documentación interna de Vox, distribuida entre sus portavoces y cargos públicos, defiende el veto a medios de comunicación entre los que cita a EL ESPAÑOL. En esas comunicaciones, enviadas por la jefa de prensa de Vox en el Congreso, Rosa Cuervas-Mons, a los diputados, se enumeran por escrito los periódicos y programas de televisión censurados por la formación de Santiago Abascal.

En esa lista, que es un "recordatorio de los medios con los que" los cargos de Vox no "deben hablar nunca", se incluyen las siguientes cabeceras: Público, eldiario.es, La Marea, El Plural, Todo es mentira (Cuatro), EL ESPAÑOL, El Mundo (salvo a dos redactores, Javier Negre y Álvaro Carvajal), El País (“en términos generales, luego ya iremos viendo”), El Intermedio (laSexta), InfoLibre y Contexto (CTXT)". 

¿El motivo? “No son medios de comunicación ni periodistas, sino activistas que solamente hablarán mal de nosotros, porque somos su enemigo”, es la tesis que sostiene Rosa Cuervas-Mons, tal y como desveló a finales de octubre eldiario.es.

Tras conocerse la noticia, Vox reaccionó presumiendo de los vetos. "Vox cumple sobradamente con el escrutinio público al que toda formación política debe someterse", ha escrito en Twitter la cuenta del partido.

"Tenemos todo el derecho a no atender a activistas políticos disfrazados de periodistas", aseguró Vox.