Pedro Sánchez en Granada este martes

Pedro Sánchez en Granada este martes Efe

Política

Pedro Sánchez: "El plan del PP es trabajar hasta que el cuerpo aguante y el planeta explote"

El presidente del Gobierno en funciones criticó el "proyecto político de futuro" de los populares. "La cuestión climática es una cuestión de supervivencia".

Noticias relacionadas

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, ha resumido el proyecto político de futuro del PP en "trabajar hasta que el cuerpo aguante y contaminar hasta que el planeta explote", como ha defendido a su juicio el expresidente de Gobierno José María Aznar, a quien se ha referido como "el oráculo del señor Casado".

Durante un mitin en Granada junto a la secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, Sánchez se ha referido así a unas recientes declaraciones de Aznar negando, según ha dicho, el cambio climático y proponiendo subir la edad de jubilación a los 70 años.

"Éste es el proyecto político de futuro del PP: trabajar hasta que el cuerpo aguante y contaminar hasta que el planeta explote", ha resumido para contraponer ese plan al del actual Gobierno en funciones, que a partir del 10 de noviembre, ha incidido, revalorizará las pensiones de los jubilados.

"La emergencia climática no es una amenaza a las sociedades libres como dice Aznar, sino una cuestión de supervivencia", ha abundado Sánchez sobre las declaraciones del expresidente, que ha contrapuesto a las medidas del Gobierno en funciones como todas las relacionadas con la transición ecológica.

Sánchez también ha pretendido presentar al PP y a Ciudadanos como dos partidos que no tienen equipos económicos sólidos como los que tiene el PSOE con ministras de la talla de Nadia Calviño o María Jesús Montero.

Ha recordado cómo el fichaje económico de los populares para las elecciones del 28 de abril, Daniel Lacalle, abandonó el partido después de se desplomara hasta los 66 escaños, al igual que hizo el portavoz económico de Ciudadanos en el Congreso, Toni Roldán, en su caso por estar en desacuerdo con el giro a la derecha de los naranjas.

Bajo el punto de vista de Sánchez, la derecha que hay en España "no tiene remedio" porque si puede sumar, lo hace "con la ultraderecha", si no puede sumar, "bloquea" y cuando gobierna, hace recortes, sube impuestos a la clase media "y se financia irregularmente".

Pero también se ha quejado de la izquierda a la izquierda del PSOE, la que, en referencia a Unidas Podemos, ha votado hasta en cuatro ocasiones en contra de un Gobierno del PSOE. Sánchez ha reconocido que tiene "envidia" de Portugal, donde los partidos a la izquierda del Partido Socialista, en cuanto éste ha vuelto a ganar las elecciones, han aceptado iniciar negociaciones en torno a un acuerdo programático para volver a apoyar un Ejecutivo socialista con apoyo externo desde el Parlamento.

En opinión de Sánchez, "hay una cosa buena de la repetición electoral" y es que los ciudadanos acudirán a las urnas conociendo un poco mejor los argumentos de todos y sabiendo las posiciones que han mantenido hasta la fecha.

El líder socialista ha incidido en que sólo hay un partido que garantiza que se pueda formar gobierno y éste es el PSOE. Votar a otras formaciones supondrá, según su visión, apostar por mantener el bloqueo actual.