Carla Antonelli, diputada del PSOE en la Asamblea de Madrid.

Carla Antonelli, diputada del PSOE en la Asamblea de Madrid. TW

Política SEMANA DEL ORGULLO

Carla Antonelli: "En Madrid ha gobernado la LGTBIfobia disfrazada que ahora se inclina ante Vox"

"No han cumplido las leyes y ahora quieren derogar algunos artículos por 'ideológicos'... ¡Pero si son leyes suyas!" / "Lo que ha dicho la señora Monasterio entra dentro del delito de incitación al odio" / "Habrá Gobierno, y se tramitarán infinidad de leyes sociales... ahí Vox no importa".

Carla Antonelli (Güimar, Tenerife, 1959) es actriz, ejerce la política y, una famosa activista a favor de los derechos LGTBI. Convirtió su lucha en compromiso político cuando se abrió una cuña social en los partidos. Ahora es la primera y única mujer trans que ha alcanzado un puesto de representación en España. 

Es diputada en la Asamblea de Madrid desde 2011. Y ha sido vicepresidenta de la Comisión de Cultura y Turismo y responsable de familias, menores y temas LGTBI en la Comisión de Políticas Sociales y Familia. Agradece que la semana del Orgullo se haya celebrado con el Parlamento autonómico madrileño aún en stand by, a la espera de si se repiten elecciones, si gobierna su compañero socialista, Ángel Gabilondo, o si lo hace la popular Isabel Díaz Ayuso de la mano de Cs... y de Vox.

...mucho lío esta semana, ¿no?

Sí, claro. El lío de toda la vida, el lío del mes del Orgullo. Y este año un poquito descargado, porque no hay actividad parlamentaria. Porque si no, ya...

¡Y qué actividad parlamentaria! Con la llegada de Vox a la Asamblea.

Tenemos otro tipo de partidos con Vox, sí. Tenemos un partido ante el cual están de rodillas tanto Ciudadanos como Partido Popular. Porque depende de sus votos que formen Gobierno o no. Ya se vio en la conformación de la Mesa de la Asamblea cómo Vox tiene un vicepresidente tercero gracias a los votos de Ciudadanos y del PP. Y en esta refriega estamos, de pacto pero no pacto...

Además ahora con una sesión de investidura convocada sin candidato. Y eso que el presidente de la Asamblea, que es de Cs, si no se postulaba ninguno de los dos, ni Gabilondo ni Ayuso, tendría que haber postulado al que más número de votos ha conseguido. Asistimos, al final, a una perversión del reglamento que sólo busca darle más tiempo a las tres derechas para llegar a un acuerdo.

¿De verdad cree que un pacto de PP, Cs y Vox puede afectar directamente al movimiento LGTBI?

Sí, por supuesto. Entre las exigencias de Vox está la derogación de puntos de las leyes LGTBI y Trans. Cuando Rocío Monasterio hizo la rueda de prensa, se puso a enumerar puntos número a número que parecía que iba para bingo... Si te cargas todas las sanciones administrativas te estás cargando toda la ley: ¿cómo vas a conseguir la prohibición de las terapias de reconversión de personas LGTBI, o las acciones en Educación, o defender las medidas contra la transfobia, o la parte sanitaria?

No es que yo lo crea, remitámonos a los hechos. En dos semanas de Ayuntamiento de Madrid, la bandera LGTBI, que antes presidía la fachada en la semana del Orgullo, ahora la han rolado a un lado para poner una española, que no tiene mucho sentido, porque la española siempre ha estado enorme ahí puesta. Eso es plegarse de rodillas ante las exigencias de Vox. El mensaje es claro: venimos a humillaros y a ver si nos llevamos por delante los avances adquiridos.

¿Para tanto es?

Si quieres más muestras, mira, las banderolas que debían colgar de las farolas en homenaje a los mayores LGTBI se las han cargado "por ideológicas", dicen. ¿Ideológicas? Eran personas mayores a las que se les hacía un reconocimiento por toda su trayectoria. También se han cargado la Oficina de Derechos Humanos. Y no nos olvidemos: son un alcalde del PP y la vicealcaldesa de Cs. Es decir, que o hay consentimiento o hay asentimiento, porque disentimiento es lo que no ha habido. Si lo trasladan a la Asamblea de Madrid, pues continuaremos contando la historia.

El mensaje de Vox es claro: venimos a humillaros y a ver si nos llevamos por delante los avances adquiridos

Pero Díaz Ayuso puso como líneas rojas la inmigración y las leyes LGTBI ante Vox...

Y este martes dijo que cedía en algunos de los puntos de la ley LGTBI "porque son ideológicos". Y tiene guasa la cosa, porque es una ley que era en origen del PP. La oposición le metimos 240 enmiendas, pero luego se aprobó por unanimidad. O sea, con los votos del PP. ¿Y ahora la quieren revisar? Eso es el ansia de poder, que se lleva por delante lo que haga falta. Seremos testigos.

En todo caso, se toque o no la ley, usted ha denunciado que en muchos aspectos no se ha cumplido.

Eso es un hecho empírico. Son leyes en vigor desde hace tres años de las que no han reglamentado ni el 50%. Y en la última sesión de la legislatura pasada, la diputada del PP Ana Camins, número tres de Ayuso, nos gritaba como una fiera "¡no vais a poner vuestras garras ni en primaria ni en secundaria!".

Pero la ley dice claramente que hay que dar cursillos y talleres de sensibilización, que es respeto a las personas LGTBI. ¿Qué miedo tienen a la diversidad sexual, a que todas y todos tengamos cabida en esta sociedad? Parece que se quieren perpetuar las discriminaciones, que están bajo un dogma centenario. Además de penoso es hasta dramático: sustentan su propia identidad a base de perseguir a otras personas. 

¿Qué puntos no se han cumplido concretamente?

Bueno, pues el famoso currículum de primaria y secundaria. Se anunciaron, se publicó en el Boletín Oficial pero dime tú qué instituto lo ha añadido en sus currículos escolares. Los propios letrados de la Asamblea les advirtieron de que si no añadían el seguimiento a la activación de las medidas era lo mismo que papel mojado. Y así ha sucedido. 

Y más cosas: ha habido 10 sanciones en tres años en una Comunidad en la que ha habido 345 incidentes por odio LGTBIfóbico sólo en 2018. ¿Cómo se explica? Porque sólo se activan cuando se publica una noticia. ¿Y las terapias de reversión que se estaban impartiendo en el Obispado de Alcalá? Nada se ha sabido, porque al saltar el escándalo, el presidente en funciones [Pedro Rollán] lo que hizo fue lanzar una cortina de humo para taparlo, abriendo expediente a otra persona que el Observatorio contra la LGTBIfobia había denunciado también por lo mismo.

¿Hay más?

Tampoco se ha desarrollado nada en temas de documentación admisnitrativa, ni en las tarjetas sanitarias. Ni el centro de Memoria Histórica LGTBI... ni el Consejo LGTBI. Claro, nos decían "en breve, en breve...". Y hemos terminado la legislatura con "en breve". ¿Por qué? Porque sería un Consejo fiscalizador del cumplimiento de la ley, en el que iban a estar todos los colectivos. Por eso no querían, porque les iban a pasar la lupa.

Carla Anotnelli, actriz y política.

Carla Anotnelli, actriz y política. E.E.

¿Cree usted que la Comunidad de Madrid es LGTBIfóbica?

No. No, no, no. Todo lo contrario. En el Orgullo se puede ver que es una capital del mundo abierta a la diversidad. Lo peligroso son los discursos de incitación al odio. Lo que ha estado haciendo la señora Monasterio las últimas semanas entra dentro del delito de incitación al odio, del artículo 510 del Código Penal. Que olemos mal, que es Sodoma y Gomorra... ¿Y en la JMJ, que cuando se fue el Papa terminaron allí de botellón y meando en los árboles?

El Orgullo no es más fiesta que otras fiestas. Todas dejan basura. Les moleste más o menos, es la reivindicación que más personas atrae a la Comunidad de Madrid. Pero estos partidos tienen un tan profundo sentimiento de LGTBIfobia que les da lo mismo.

Nos llaman sucios, enfermos, dicen que nos tienen que curar, que somos pedófilos... ¡cuántas aberraciones nos están diciendo! Y siempre hay personas que son esponjas, que quieren escuchar determinadas cosas. Pero no estamos descubriendo nada nuevo, esto ha pasado siempre en la historia: si mandas soflamas incendiarias contra un colectivo, se producen los incidentes y agresiones a ese colectivo.

En el Orgullo se ve que Madrid es una capital abierta a la diversidad. Lo peligroso son los discursos de incitación al odio

¿Y teme usted que eso esté calando?

Sí, de todos esos pasos avanzados estamos dando pasos atrás. Mira, ¿por qué está penalizada la incitación al odio contra los gitanos, los negros, el colectivo LGTBI, las personas sin techo...? Pues para evitar precisamente eso. Para que no se prenda una cerilla contra esos grupos. Pero primero nos desprestigian y ensucian, y luego van contra nuestros derechos. Desgraciadamente, la historia es cíclica y se repite.

¿Y los gobiernos de la Comunidad de Madrid, los últimos, usted los tacharía entonces de LGTBIfóbicos?

Mira, lo que no han sido es LGTBI friendly. Porque todo han sido fotos, confetis y serpentinas. Pero a la hora de la verdad no se ha traducido en nada, en medidas reales para aplicar la normativa vigente. ¿De qué vale que digas que quieres declarar la Comunidad LGTBI friendly? No va más allá. ¿De qué vale que digas que quieres declarar el Orgullo una fiesta de interés turístico? Oye, esto no es una fiesta, esto es una reivindicación que al mismo tiempo es una celebración. Pero el fondo en sí mismo son los sucesos de Stonewall, de los que precisamente ahora se cumplen 50 años.

Y sí se puede decir que es una LGBIfobia disfrazada de amabilidad. Porque no se traduce en nada... no dejan de ser LGTBIfóbicos disfrazados. Todas las leyes que hicieron decían "promoverá", "instará". ¡Bah! Llevamos demasiadas décadas para eso, necesitamos leyes reales: como el matrimonio igualitario, la modificación de los documentos y el cambio registral de nombre y sexo. O lo que toca ahora: la introducción de los menores trans, la despatologización de la transexualidad, la pedagogía en las escuelas, educar a las niñas y a los niños en el respeto... Y todo eso lo han evitado siempre. Oficialmente, no son LGTBIfóbicos, pero tampoco lo son países de Centroamérica de los que vienen las personas huyendo para España.

Cinco décadas de Stonewall. ¿Qué es lo mejor y lo peor desde entonces?

Lo mejor evidentemente, la consecución de los derechos, la sensación de que poco a poco se consiguen las cosas. Sin desfallecer, cayéndonos nos volvemos a levantar, y juntas y juntos somos muchos más. 

Lo peor, la dispersión del movimiento. Pero ahora que nos amenazan directamente y nos sacan los dientes, eso volverá a unir como una piña al colectivo LGTBI. Hay gente que antes no defendía el Orgullo y que ahora nos apoya ante esta amenaza seria. Porque no son gestos... ¡si pueden lo van a hacer! ¡Van a por todo! Y no porque Vox esté gobernando, sino porque la ultraderecha lo ha pedido y los otros dos partidos están de rodillas ante Vox. Y han cedido. Pero aquí nos van a encontrar, no hemos llegado hasta aquí para nada.

Ahora que nos amenazan directamente y nos sacan los dientes, eso volverá a unir como una piña al colectivo LGTBI

La pasada legislatura se registraron por parte del PSOE y de Unidos Podemos varias leyes de ampliación de derechos de los colectivos LGTBI, pero nunca se llegaron a tramitar. ¿Confía en que ahora sí se haga?

¡Es que estaban siendo bloqueadas por el PP y Cs! Las bloqueaban en la Mesa del Congreso. Y cuando Ciudadanos dio el visto bueno, salieron adelante, pero se adelantaron las elecciones y se quedaron ahí las dos: la LGTBI y la reforma de la ley 3/2007 [Ley para la igualdad efectiva de mujeres y hombres]. Ahora se volverán a acometer, sin duda. Ahora son cuatro años de Gobierno.

...si hay Gobierno.

Sí, ya verás que sí. Yo creo que los hechos nos lo están diciendo. Pablo Iglesias ya ha dicho que si no hay investidura a la primera, entonces votará sí a la segunda.

Bueno, eso si en la primera el PSOE acepta el Gobierno de coalición.

Pues eso es, la segunda parte es lo que siempre le ha ofrecido el PSOE. Yo creo que sí va a haber Gobierno.

¿La presencia de Vox en el Congreso, tirando hacia la derecha de PP y Cs, puede generar...?

...pero Vox ahí no suma. Vox es importante donde es la llave.

No, me refiero a si el ruido dialéctico puede alimentar esos pasos atrás de los que usted antes hablaba.

No, yo creo que en el Congreso de los Diputados hay mayorías suficientes para sacar adelante una inmensidad de leyes del ámbito social: la ley de eutanasia, la ley LGTBI, la reforma de la ley de Igualdad... o normas contra la pobreza infantil, de amparo a los desfavorecidos. Ahí no va a haber ningún problema, porque Vox no suma nada, el problema es donde sí.