Una imagen electoral del PP.

Una imagen electoral del PP.

Política ELECCIONES 26-M

La geografía del pacto: varias ciudades y hasta seis autonomías, en el canto de un duro

Los resultados del 26-M obligan a dialogar en muchos territorios. En la mayoría, Ciudadanos desempeña el papel de árbitro.

El PSOE de Pedro Sánchez ha confirmado su hegemonía al ganar poder territorial en las doce comunidades autónomas en las que se han celebrado elecciones autonómicas. Los socialistas tiñen el mapa de rojo en todas las regiones excepto en Cantabria y Navarra, donde se han impuesto el Partido Regionalista Cántabro y Navarra Suma, respectivamente.

Con estos resultados, el PSOE tiene aseguradas cinco autonomías, pero deberá tender la mano a otras formaciones si quiere pisar moqueta. En algunos escenarios, a pesar de triunfar en las urnas, los pactos dan la mayoría al bloque del centroderecha. 

Lo cierto es que tras este 26-M se corrobora una tendencia que ya vimos en 2015: la palabra negociar se normaliza en la vida política autonómica. También en el plano municipal, donde el bastón de mando se decidirá en muchas plazas entre varias formaciones. Aquí, un resumen de las regiones y ciudades donde el diálogo será fundamental para la gobernabilidad.

El PSOE gana en 10 de las doce comunidades en juego pero necesita pactar

AUTONOMÍAS

1.-Comunidad de Madrid

Victoria agridulce del PSOE en la Asamblea de Madrid. La lista de Ángel Gabilondo es la más votada, pero no suma con el bloque de izquierdas porque, aunque Íñigo Errejón irrumpe con fuerza, Podemos se hunde en la Comunidad. De hecho, la formación de Pablo Iglesias queda por detrás de Vox. 

Los votos de Vox serán decisivos para investir a la candidata popular, Isabel Díaz Ayuso. En suma, el PP tendrá que buscar el apoyo de Ignacio Aguado y Rocío Monasterio. Pero los de Santiago Abascal avisan: no repetirán un pacto a la andaluza donde Ciudadanos les ningunee; exigirán una mesa de negociación a tres. 

2.-Castilla y León

El PP pierde los comicios autonómicos por primera vez en los últimos 32 años, pero podrían mantener el poder otros cuatro años. Todo depende de Ciudadanos, que, con 12 escaños (siete más que en 2015) se convierte en árbitro de la gobernabilidad en esta región. Sus votos serán determinantes para darle el Gobierno al PSOE, ganador de las elecciones, o al PP.

3.-Canarias

En las islas todos los escenarios están abiertos. Aunque los socialistas son la fuerza más votada, puede que no obtengan el gobierno. Tendrán que entenderse con Nueva Canarias, Podemos y la Agrupación Socialista Gomera (ASG) para formar un Ejecutivo estable. 

Sin embargo, Nueva Canarias, actualmente en el poder, también podría iniciar una ronda de contactos para sumar un pacto con el apoyo del PP, Cs y ASG.

4.-Región de Murcia

Todo está en manos de Ciudadanos, que deberá elegir entre un pacto a la andaluza con PP y Vox -si quiere dar continuidad al gobierno de Fernando López Miras- o apoyar al PSOE, que se ha convertido por primera vez en 24 años en la lista más votada.

5.-Navarra

La Comunidad Foral es otra de las regiones donde los pactos podrían desplazar a la fuerza más votada. Navarra Suma, la plataforma integrada por UPN, PP y Ciudadanos, es la lista más votada, pero el PSOE navarro, que está en segunda posición, no quiere apoyar un Ejecutivo de derechas.

María Chivite, la candidata socialista, se deja querer por Geroa Bai y las otras fuerzas de izquierda, aunque una presidencia del PSOE debería contar con el apoyo o abstención de Bildu. El escenario es incierto y se presenta más abierto que nunca.

6.-Aragón

El mapa que dejan los resultados del 26-M convierten a Aragón en una de las regiones más enrevesadas del tablero político. El actual presidente, Javier Lambán, mejora sus resultados con respecto a 2015, pero el hundimiento de Podemos le obliga a entenderse con Ciudadanos si quiere mantenerse en el poder. 

Los liberales de Albert Rivera se convierten en este escenario en árbitro de la vida política aragonesa, ya que con sus escaños decidirán el color del próximo Ejecutivo de Aragón. Deberán decantarse entre un pacto con PP, Vox y el Partido Aragonesista o sostener al socialista Lambán.

TRES CIUDADES

Madrid

Tras cuatro años de gobierno de Manuela Carmena, un pacto cantado entre los ediles de José Luis Martínez-Almeida (PP), Begoña Villacís (Cs) y Javier Ortega Smith (Vox) expulsa a la izquierda de Cibeles. Los problemas pueden llegar si la formación de derecha radical trata de cobrar caro su apoyo, y las negociaciones se prevén tensas y difíciles. 

Barcelona

Victoria casi por la mínima de Ernest Maragall (ERC) sobre Ada Colau, tan solo por un puñado de votos. Comunes y republicanos empatan en ediles y el PSC, capitaneado por Jaume Collboni, queda en tercer lugar. 

La lista avalada por Ciudadanos, la de Manuel Valls, la cuarta más votada, podría darle la alcaldía a Colau en detrimento de los independentistas, eso sí, sumando con el PSC. Incluso el es primer ministro francés podría ofrecer sus votos a cambio de que el regidor de la Ciudad Condal sea Collboni. Todo está abierto.

Badalona

Gana de largo Xavier García Albiol pero sin obtener mayoría absoluta. Aunque dobla en sufragios a la segunda lista y contrarresta la dinámica negativa del PP en Cataluña, no tiene fácil gobernar porque las izquierdas podrían unir sus fuerzas. Aquí el dilema es para los socialistas catalanes, que tienen que decidir si dejan gobernar al popular o entregan el consistorio a los separatistas.