Ilustración: Tomás Serrano

Ilustración: Tomás Serrano

Política CATALUÑA

"La guardia pretoriana de Torra puede ser el embrión de ruido de sables en Cataluña"

El presidente catalán crea un cuerpo policial para su seguridad personal y ficha a agentes de acreditado perfil separatista.

Quim Torra continúa con su plan de dotarse de una guardia pretoriana. Este viernes se hacía público que la Generalitat de Cataluña había evaluado a 148 y 4 sargentos para integrar un nuevo cuerpo policial ideado por el president para su seguridad personal y también para expresidentes, como Carles Puigdemont. Los agentes, seleccionados por una entrevista personal y sin ningún concurso público, integrarán la nueva Área de Seguridad Institucional (ASI).

Se trataría, según el Govern, de un calco del área de escoltas para el presidente del Gobierno y tendrá una doble dependencia, ya que orgánicamente estará sujeta a la Dirección General de Policía, aunque funcionalmente de Presidencia.

El reclutamiento, sin oposición ni examen, comenzó el pasado 2 de abril y las entrevistas concluirán el día 17. Los candidatos interesados deben presentarse en la comisaría de Travessera de les Corts de Barcelona. Aunque la cantidad de los agentes que integrarán el área no es oficial, la cifra puede situarse en 75 en una primera fase para llegar después hasta 270.

La mayoría de los aspirantes, según avanzaba este viernes El Periódico, son de un conocido perfil independentista. El departamento de Presidencia, sin embargo, insistía en que no se tiene en cuenta la ideología de los aspirantes, sino sus capacidades y su currículum.

Mossos molestos

La medida ha causado un enfado mayúsculo entre los miembros del cuerpo autonómico, molestos porque no se ha contado con ellos para este nuevo servicio de escolta. “La selección de estos mossos es subjetiva, mediante entrevista, partiendo del supuesto de que los que se han presentado son afines al independentismo. Los constitucionalistas, obviamente, no se presentan”. Son palabras del presidente de Unión de Mossos por la Constitución, Ángel Gómez Sánchez

En conversación con este periódico, Gómez se muestra preocupado con el alistamiento de la policía presidencial porque contribuye “a politizar todavía más el Cuerpo”. “Recuérdese que estas guardias pretorianas suelen ser embrión de una fuerte politización del Cuerpo y finalmente acaban constituyendo ruido de sables que condicionan al poder Ejecutivo, y por extensión al Legislativo y al Judicial".

“Boicotean nuestra carrera”

"Paradójicamente no se consiente un trasvase de mossos al Cuerpo Nacional de Policía porque [el Gobierno] no quiere que se queden los mossos desleales y se vayan los constitucionalistas, pero aquí nos marginan y boicotean nuestra carrera profesional, pues no podremos aspirar a puestos de responsabilidad o mando o a especializarnos. Y nos van metiendo expedientes", continúa el presidente de esta asociación.

Cada uno de los agentes integrantes del Área de Seguridad Institucional percibirá un extra mensual de 400 euros brutos. A ese complemento se suman también condiciones de trabajo más ventajosas, como un probable turno 7x7: siete días laborables y siete de libranza.

Las misiones que la Generalitat ha descrito para el Área de Seguridad Institucional son la escolta del presidente y los ex presidentes, sus familias, los medios e instalaciones presidenciales, el Palau de la Generalitat y su personal.

"Si ya en la entrevista final de acceso al cuerpo de Mossos preguntaban sobre ideología o creencias, puedes imaginar cómo será la entrevista para ser pretoriano", lamenta Gómez.

Celaá lo ve “aberrante”

Las reacciones a la creación de esta guardia también llegaron desde el Gobierno de Pedro Sánchez. La ministra portavoz, Isabel Celaá, subrayó que ningún cuerpo policial debe trabajar “bajo una sombra de perfil ideológico” ya que “un requerimiento básico es la neutralidad ideológica”. “No puede haber filtros en ningún cuerpo policial”. En este sentido, consideró “aberrante” el plan de Torra y anunció que el PSC pediría explicaciones al Govern en sede parlamentaria.

La líder de Cs en Cataluña, Inés Arrimadas, solicitó la comparecencia de Torra en el Parlament. "Suben los delitos y 'no hay' efectivos para patrullar calles o proteger juzgados pero el separatismo sigue creando chiringuitos: una guardia pretoriana separatista para Torra. Pedimos su comparecencia urgente. ¿Sánchez piensa hacer algo o está liado con sus cesiones a PNV y Otegi?", escribió en su cuenta de Twitter.