Quim Torra regala un lazo amarillo separatista al nobel de la Paz Muhammad Yunus.

Quim Torra regala un lazo amarillo separatista al nobel de la Paz Muhammad Yunus. TW

Política

Torra utiliza al nobel de la Paz Yunus para su campaña separatista y le regala un lazo amarillo

En su intento de legitimar el golpe separatista, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha utilizado este sábado al bengalí Muhammad Yunus, que recibió en 2006 el Premio Nobel de la Paz, regalándole un lazo amarillo y un pin a favor de los dirigentes independentistas presos y fugados. Yunus, por su parte, ha mostrado a Torra su solidaridad con los encarcelados, según ha afirmado el presidente catalán tras recibirle en el Palau de la Generalitat.

"Ha sido un inmenso honor saludar y hablar con Muhammad Yunus, premio Nobel de la Paz, que ha expresado su solidaridad con los presos políticos y exiliados", ha indicado Torra en su cuenta de Twitter tras el encuentro con este activista.

En la reunión, Yunus también ha detallado a Torra los proyectos sociales que pretende emprender en Cataluña, según el presidente de la Generalitat, que ha regalado al Premio Nobel de la Paz un lazo amarillo en apoyo a los políticos presos.

Al finalizar el encuentro, Yunus ha abogado ante los periodistas por encontrar una "solución pacífica" a la situación en Cataluña, de manera que la gente "se mantenga cercana los unos a los otros" y que no se vaya "en una dirección que pueda poner en riesgo la paz".

"Hacer efectiva la república"

Poco más tarde, Quim Torra ha asegurado este sábado que ganar las elecciones municipales "es un paso esencial para hacer efectiva la 'república'" catalana.

En la clausura de la XX Asamblea de la Associació Catalana de Municipis (ACM) en Sant Celoni (Barcelona), ha trasladado su apoyo al centenar de alcaldes asistentes para que obtengan victorias en los comicios municipales.

"No habéis fallado nunca, por lo tanto, sé que no me fallaréis nunca", ha manifestado, y se ha mostrado convencido de que tendrá su apoyo cuando sea necesario que los alcaldes vuelvan a Barcelona para dar apoyo las instituciones catalanas.