Torrent este jueves en los pasillos del Parlament

Torrent este jueves en los pasillos del Parlament

Política

JxCat y ERC llegan a un acuerdo sobre la sustitución de los diputados suspendidos

Las cúpulas de JxCat y ERC han alcanzado esta tarde un acuerdo para desbloquear el voto delegado de los diputados suspendidos por el Tribunal Supremo, según han explicado fuentes parlamentarias tras la reunión al más alto nivel que se ha celebrado en el despacho del presidente de la Generalitat, Quim Torra.

El acuerdo pasa por que los cuatro diputados de JxCat afectados -Carles Puigdemont, Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull- presenten un escrito individual en el que avalen el documento que a su vez ha registrado esta mañana el portavoz de su grupo, Albert Batet, anunciando que "continuará votando en representación" suya.

Torrent, al salir de la reunión y preguntado por posibles avances en cómo solventar la situación de los diputados procesados por presunta rebelión, ha afirmado: "Vamos bien". El pleno se reanudará a las 19.00 horas.

El problema de fondo que ha desatado la tensión en el Govern es que Puigdemont no está dispuesto a renunciar a su pretendido estatus de presidente legítimo en el exilio aceptando la decisión del juez Pablo Llarena de suspenderle temporalmente como diputado.

Pero la realidad es que el Parlament tiene la obligación de acatar la resolución del Tribunal Supremo que suspende cautelarmente en sus funciones a cuatro diputados de JxC -Jordi Rull, Josep Turull, Jordi Sánchez y el propio Puigdemont- y a dos de ERC -Oriol Junqueras y Raül Romeva-; en total, los seis diputados que tienen que responder ante la Justicia por el delito de rebelión.

El principio de acuerdo entre JxCat y ERC incluye un punto que contempla que los cuatro diputados de JxCat envíen un documento individual en el que suscriban el ya presentado por el portavoz de su grupo.

El pacto permitirá celebrar la tercera y última sesión del Debate de Política General, en la que se votarán las propuestas de resolución de los grupos parlamentarios, un pleno que debería haber empezado a las 12.00 horas pero que se ha tenido que aplazar ante las discrepancias entre los socios del Govern.

Antes de que se reanude el pleno, el acuerdo entre JxCat y ERC deberá pasar primero el examen de la Mesa del Parlament y de los letrados, una vez los diputados afectados hayan enviado sus respectivos escritos.

Previamente, los letrados del Parlament habían avisado a JxCat de que el escrito de Batet no era suficiente, sino que sus cuatro diputados suspendidos debían entrar un escrito firmado por cada uno de ellos en el que designasen explícitamente a un sustituto o, de lo contrario, sus votos no se podrían contabilizar en el plenario.