Ana Pastor junto a Pedro Sánchez este jueves en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso de los Diputados.

Ana Pastor junto a Pedro Sánchez este jueves en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso de los Diputados. Efe

Política

Las Cortes excluyen a Juan Carlos I de los actos conmemorativos del 40 aniversario de la Constitución

Daniel Ramírez Daniel Basteiro

Ni una sola mención a Juan Carlos I en la presentación de los actos que conmemorarán el cuarenta aniversario de la Constitución. Arte, ciencia, política, Historia… Un ramo de disciplinas para celebrar el 6 de diciembre de 1978, pero no habrá espacio para el rey emérito. Sí que participará Felipe VI, invitado por las instituciones del Estado a un concierto que acogerá el Auditorio Nacional, con un himno compuesto ex profeso. Según las fuentes parlamentarias consultadas por este diario, no se descarta que el monarca actual acuda al evento central, aunque de momento no hay noticias de Zarzuela.

El lunes 17 de septiembre quedará inaugurada una exposición al aire libre en la Carrera de San Jerónimo. El 4 y 5 de octubre, se celebrará un Congreso Internacional en el Senado. A finales de noviembre, el museo Reina Sofía hará posible “El poder del arte”. Además del concierto del 5 de diciembre y el acto central del día 6. Todo ello en torno a una Constitución que se homenajeará sin hueco para uno de sus protagonistas clave, Juan Carlos I, apartado así poco después de que El Español publicara las cintas de Corinna, que le vincularon con una ristra de posibles delitos.

A pesar de que el Gobierno y ambas Cámaras no hayan recordado al rey Juan Carlos, esta semana PP, PSOE y Ciudadanos tumbaron la comisión de investigación que Podemos trató de aprobar para investigar los ilícitos que le arrojó su expareja. Véase la utilización de testaferros para refugiar dinero en Suiza, el cobro de comisiones en el caso del AVE a La Meca o la participación activa en el Instituto Nóos, que llevó a la cárcel a Iñaki Urdangarin.

No es costumbre que el rey participe todos los años en el aniversario de la Constitución, pero una fecha tan señalada como las cuatro décadas hacía prever que Juan Carlos I jugaría un papel importante en los distintos homenajes a la concordia. Hasta que se publicaron las cintas de Corinna. Desde entonces, Zarzuela ha limado sus apariciones y no es cómodo para Felipe VI aparecer junto a su padre. El rey actual, no obstante, tampoco ha confirmado su presencia. En caso de aparecer en el Congreso, la foto sin Juan Carlos I sería todavía más reseñable.

A lo largo de la última legislatura, los líderes de PP, PSOE y Ciudadanos han empleado multitud de comparecencias para alabar el “papel ejemplar” de Juan Carlos de Borbón en todo lo referido a la Transición y la aprobación de la Carta Magna. Este jueves, Pedro Sánchez, desde el atril, ha pasado de puntillas. El presidente del Gobierno ha tenido palabras para los padres de la Constitución, pero no para el rey emérito. Igual que Ana Pastor, que ha inaugurado la comparecencia como presidenta de las Cortes.

Sánchez ha hablado de “profundo simbolismo”, de “aceleración para conseguir la democracia plena”, del “respaldo abrumador de los ciudadanos”… Pero no de la mediación de Juan Carlos I, ni siquiera de la socorrida intervención de la Casa Real en el aborto del 23-F, tantas veces mencionado por los inquilinos de La Moncloa.

Ana Pastor reconoció incluso haber “revisado” todos los actos en homenaje a la Constitución celebrados en los últimos cuarenta años. En la gran mayoría de ellos se habló de Juan Carlos I como actor protagonista. La presidenta del Congreso, como Sánchez, recurrió a conceptos abstractos como “la continuidad” y “el espíritu de concordia”. Ha reconocido a los “padres” del texto constitucional, pero no al rey que ostentó aquella jefatura del Estado.