El vicepresidente Frans Timmermans, durante su rueda de prensa

El vicepresidente Frans Timmermans, durante su rueda de prensa Elyxandro Cegarra/CE

Política

Bruselas dice que Puigdemont debe afrontar las consecuencias de vulnerar la ley

Insiste en que en España se respeta el Estado de derecho y la división de poderes.

Bruselas

La Comisión Europea no cree que España esté vulnerando los derechos humanos del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y su exvicepresidente, Oriol Junqueras, tal y como sostienen los independentistas catalanes. Si el primero no puede regresar de Bruselas a Barcelona sin ser detenido y el segundo se encuentra en prisión preventiva es porque han vulnerado la ley y ahora deben hacer frente a las consecuencias, según ha dicho este martes el vicepresidente primero del Ejecutivo comunitario, Frans Timmermans. Timmermans es el responsable de evaluar el cumplimiento de los derechos fundamentales en todos los países de la UE.

"Sobre Cataluña y España, tengo que decir que estamos hablando de un Estado donde no se pone en duda el Estado de derecho, donde la separación de poderes es clara y bien definida, donde todos los ciudadanos, sean de Cataluña o de otras partes de España, están sujetos a la ley y protegidos por la ley y si violan la ley tienen que hacer frente a las consecuencias de eso", ha dicho Timmermans en una rueda de prensa al ser preguntado por la supuesta vulneración de los derechos humanos de Puigdemont y Junqueras.

"Por lo que se refiere al Estado de derecho, la Comisión Europea no tiene motivos para criticar el sistema español", ha zanjado el vicepresidente del Ejecutivo comunitario. Los independentistas catalanes han pedido en diversas ocasiones a Timmermans que expediente a España por vulnerar el Estado de derecho como ha hecho con Polonia, a la que Bruselas acusa de someter a los jueces al control político. Pero el comisario holandés insiste en que en España sí respeta los estándares europeos en esta materia. 

Unidad frente a la fragmentación

De hecho, la Comisión ha desestimado por infundadas todas las quejas presentadas en las últimas semanas por los eurodiputados independentistas catalanes denunciando supuestas vulneraciones de los derechos fundamentales en Cataluña por parte del Gobierno de Mariano Rajoy, la fiscalía y los jueces. No solo eso, Bruselas apoya expresamente a Rajoy y hace un llamamiento a la unidad frente a la fragmentación que promueven los secesionistas.

"La Comisión cree que, al margen de los aspectos puramente jurídicos de esta cuestión, los tiempos actuales reclaman unidad y estabilidad, no división y fragmentación", asegura el presidente Jean-Claude Juncker en una respuesta escrita a la eurodiputada liberal Beatriz Becerra fechada el pasado 5 de enero.

Juncker reclama un "absoluto respeto al orden constitucional español" y expresa su confianza en las instituciones españolas y todas las fuerzas políticas que están trabajando para encontrar una solución (a la crisis catalana) en el marco de la Constitución española".