Mariano Rajoy junto a su equipo directivo este lunes en Génova.

Mariano Rajoy junto a su equipo directivo este lunes en Génova. Javier Lizon Efe

Política JUNTA DIRECTIVA NACIONAL

Rajoy advierte de que "el 155 seguirá en vigor" si Puigdemont es investido sin estar presente

El presidente se dirige a su partido para intentar hacer frente al crecimiento imparable de Ciudadanos.

El presidente del Partido Popular se ha dirigido a toda su formación para trazar la estrategia a seguir en este 2018. Mariano Rajoy no se ha salido del guion marcado y únicamente ha anunciado una gran convención nacional para marzo. El presidente del Gobierno se dirigió directamente al expresidente fugado y advirtió de que "el 155 seguirá en vigor si Puigdemont intenta tomar posesión" telemáticamente.

Rajoy asegura que intentará acuerdo "de buena fe" en financiación autonómica

En una intervención que duró casi una hora, el jefe del Ejecutivo volvió a presumir de los buenos datos económicos para blindar su gestión. Rajoy se paró durante más de diez minutos para escudriñar qué pasó en Cataluña y cómo fue la intervención del Estado para devolver la legalidad a la región. Fue en ese momento donde recordó que "si alguien tiene que tomar posesión, tiene que tomar posesión físicamente y comparecer ante la Cámara. Y si no lo hace, el 155 seguirá en vigor. No porque lo diga yo, sino porque el Senado dice que seguirá en vigor hasta que tome posesión el nuevo presidente".

Rajoy quiso destacar cómo aplicó su partido el artículo constitucional. "No hemos hecho demagogia. Hemos actuado pensando siempre en la defensa de la ley, del interés general y en la necesidad de recuperar la concordia" en Cataluña. El jefe del Ejecutivo ha enmarcado el desafío secesionista como "la crisis más grave que ha vivido España en su historia reciente" porque, recuerda, "jamás habían intentado alejarse de España unilateralmente".

El líder del PP se felicitó ante los suyos de que, tras el 21-D, "cada vez se habla menos e la independencia unilateral y menos aún del referéndum de autodeterminación". Rajoy recordó que Puigdemont y sus socios "plantearon un órdago, elevaron su apuesta y la han perdido". Como ejemplo puso los numerosos miembros del secesionismo que ya han dado un paso atrás y han dejado solo al expresidente cesado.

Sin la presencia de su candidato en Cataluña, Xavier García Albiol, Rajoy reconoció que haya gente que se sienta "frustrada" por los resultados obtenidos: el PP apenas consiguió cuatro escaños. También dijo comprender a aquellos compañeros que pedían una intervención más larga en Cataluña. "Lo entiendo y es discutible, pero tuve que disolver un Parlamento. Es un hecho excepcional, muy excepcional. Y los hechos excepcionales deben ser lo más breves posibles".

Los planes del PP

Las encuestas no preocupan a Rajoy. "Todos sabemos lo que son, una foto de o que piensa la gente en un momento concreto". El líder del PP puso como ejemplo los datos demoscópicos que se publicaron un mes antes de las elecciones de 2015 en los que se vaticinaban un triple empate en intención de voto entre PP, PSOE y Ciudadanos. "Y el resultado electoral todos sabéis cuál fue", cerró.

Rajoy propuso a su partido celebrar una convención nacional, como marcan los estatutos. Este año se celebrará en marzo y en Andalucía, la autonomía donde el PP volverá a medir sus fuerzas con Ciudadanos en las urnas. El líder del PP pidió a todos los presentes -ministros, barones, presidentes autonómicos, alcaldes, presidentes provinciales- "trabajar intensamente" para reconquistar al votante perdido.

También aprovechó su intervención para desgranar las "fortalezas" de los conservadores como partido. Rajoy recordó que es un partido con una "óptima implantación territorial" y con "más cargos que nadie".

Candidatos para 2019

El objetivo prioritario para el presidente es preparar al partido para encarar las elecciones municipales y autonómicas de 2019. Rajoy adelantó que elegirán "a los mejores equipos" y a los "mejores candidatos" para "pedir el apoyo a los españoles". El presidente ha pedido candidatos "comprometidos" con España y que "defienda la ley y la Constitución".

Antes de finalizar, el líder del PP pidió "dar la batalla" y añadió, para aquellos que lo ve fuera de juego: "Yo, desde luego, la voy a dar. Como siempre".